martes, 7 de septiembre de 2010

Capitulo 4

Por Luna
Me desperte en mi cama sudando y temblando, otra vez con el mismo sueño, despues del que tengo normalmente con las chicas donde nos comunicamos y y nos conocemos, que por cierto es extraño como tantas chicas de diferentes partes del mundo y diferentes personalidades logren conectarse a travez de sueños, jajaja hasta nos enfermamos al mismo tiempo, pero despues viene ese sueño que me da escalosfríos, mitad luz mitad oscuridad y nosotras en medio ademas de esa voz que me llama...LUNA ES HORA...VEN.
No se de que se trata no les he contado nada de este otro sueño, mire hacia mi mesita de noche y ahi estaba la invitación y los boletos de avión...Salón Rubí en uruguay, todas habíamos recibido un sobre igual hace dos días y estabamos asombradas ansiosas y renuentes, Sid no quería ir dice que asi comienzan las historias de miedo y terror si le hubiese contado no habríamos podido convencerla de ir, y de lo unico que estaba segura en esos momentos es que ese viaje teníamos que hacerlo todas...
Fue un viaje sin contratiempos, pero estaba cansada y para colmo me perdí...no encontraba el hotel, decidí caminar un poco y buscar yo misma cuando de pronto mi cuerpo se congeló y sentí la misma sensación de mi sueño...pero de donde provenía, mi mente se centro y comence a buscar con mis ojos cerrados y sentí un cambio abrí los ojos y mi vista se concentro en una limosina negra con lunas tintadas me sentí atraída pero algo me saco de mi ensoñación o mejor dicho alguien...

-¡Luna!- senti que grito alguien, me gire y vi a mi furia Roja corriendo hacia mi, lo sabía porque la conocía en fotos y en los sueños. estaba emocionada por finlas conocería...

-Hola Sid. ¡Por fin nos conocemos!-le dije.

-Hola mi Luni. Dame un abrazo –dij mientras estallábamos en carcajadas.

-¿Qué tal tu viaje?-pregunté

-Horriblemente largo… mira, por hoy me da igual lo que hagamos sólo quiero llegar a un hotel, darme una ducha y dormir.

Sonrreí y me eche a reír estaba muy contenta por verla y muy pronto vería a las demas, así que deje pasar lo de la limosina...total cuando estuvieramos todas juntas tendría que hablarlo y enfrentarnos...a lo que sea que haya que enfrentarnos...

Le dije que estaba perdida y que no encontraba el hotel donde tendríamos que quedarnos, se echo a reír y me dijo que estabamos cerca, cuando llegamos nos quedamos con la boca abierta y le escuche a sid susurrar...

-esto no es un hotel...es una mansión

y tenía razón



pero lo que mas me asombro fue lo que encontramos dentro...