viernes, 6 de mayo de 2011

Capítulo 34, parte 2

Por Luna

Después de que me sacaran del nivel delta Ilya me llevó a su habitación, estaba muy nervioso para dejarme sola, se enfrentó a mi mana Shuk y a las chicas, pero no hubo poder suficiente para convencerlo, al final ya estaba cansada de tanta discusión, así que le dije a las chicas que dejaran las cosas como estaban, que estaría bien.

Ivonne ya había hecho una sanación conmigo así que estaba recuperándome rápidamente, solo necesitaba descanso pero tenía una conversación pendiente con Ilya. Su oscuridad estaba aumentando y podía ver a su animal asomando a la superficie, estaba quieto pero sentía su desesperación y después de sentirme tan vacía, me alegraba de tener nuevamente nuestra conexión.

Sabía que debíamos hablar pero no por donde iniciar, al parecer entendía lo que pensaba porque fue él quién inició.

—Shayla te manda sus saludos y espera que te recuperes pronto—

Ok… este no era precisamente el tema de conversación que tenía en mente y menos con la pe… de Shayla, nunca me había caído bien y más porque siempre se las arreglaba para estar cerca de Ilya… arrrrggggg no sé porque los de la hermandad estaban tan embobados y manipulados por ella, nunca me había dado buena espina y peor ahora con las sospechas que tenía en mente.

—Dale las gracias de mi parte, que es taaaaaaaaaan considerada al estar siempre pendiente de lo que sucede aquí en la mansión—

—Noto un pequeño tono de sarcasmo en tu comentario—

— ¿Pequeño? Pensé que era lo suficientemente efectivo para que no hubiera dudas, debo estar perdiendo mi toque—

—Muy graciosa, no entiendo porque te cae tan mal, si lo único que ha hecho es ayudarnos y más a ti y a mí—

—Mira si a ti te cae tan bien, no voy a discutirlo. Callé lo que me ha sido revelado porque tú me lo pediste y supongo que a ti te lo sugirió ella, o ¿me equivoco? —

—Luna no seas irracional, Shayla nos ha ayudado mucho a mantener el orden incluso antes de que lográramos traerlas aquí, incluso fue ella la que nos colocó sobre la pista de ustedes—

Me quedé en silencio, habíamos tenido esta discusión muchas veces y el siempre la defendía, lo mismo que el resto de la hermandad.

—Olvidémonos de este tema, ¿tienes alguna idea de lo que te pasó? —

—No lo sé a ciencia cierta, pero tengo mis teorías—

— ¿Ahora entraras en modo detective? —

—Cállate y ven acá — le dije arrojándole una almohada, una risa iluminó su rostro y por un momento me olvidé de todo y solo quise que fuéramos el y yo, sin nada esto, pero en fin el destino siempre es caprichoso.

— Cuando estaba en el lago, me encontraba en un momento de meditación profunda solo lo hago cuando estoy muy agobiada debido al riego que implica, si no tengo la concentración adecuada podría perderme en mis propios pensamientos y desaparecer mi esencia, pero a veces necesito hacerlo— Su expresión me decía que no comprendía lo que le estaba diciendo— Imagínate un lienzo nuevo, listo para que el pintor haga de él lo que quiera, yo logro limpiar mi mente de esa manera y voy trayendo mis pensamientos uno a una y los analizo por separado, es bastante arriesgado ya que si no me aíslo y protejo el lugar pueden perderse mis pensamientos, pero con lo que no conté es que me dejaba a vierta y vulnerable a un ataque directo, yo no me di cuenta del ataque de los Oniros hasta que fue demasiado tarde. —

— Pero ¿Cómo fue que terminaste presa de ellos y atrapada en el nivel Delta? No te imaginas lo que pasaba por mi mente, tenerte en mis brazos cada ves que te estremecías y botabas sangre- apartó su vista de la mía y pude ver el gran sufrimiento por el que pasó- nunca sentí a mi lobo tan inquieto, estaba descontrolado y a orillas de la superficie, te juro que en esos momentos no me hubiese importado dejarlo salir—

— Se como debiste haberte sentido, pero eso hay que evitarlo a toda costa hasta que no encontremos la forma de controlar tu oscuridad sería muy peligroso, si te llega a controlar otra persona diferente a nosotros sería el fin, además no me arrepiento de que las cosas sucedieran así—

— Explícate—

— Ese ataque iba dirigido a cada una de las chicas, estaba destinado a cada uno de los puntos débiles de sus poderes, la maldad del ataque alteró el sitio donde estaba y me desconcentró ocasionando que absorbiera todo lo que provenía de los Oniros. Creo que así como puedo quedar sin mis pensamientos, esencia y energía, puedo también absorber la de otros, y si con eso logré que ninguna de las chicas resultara herida ni torturada en ese horrible nivel me doy por bien servida. —

— Luna si lo que piensas es cierto, estuviste en más peligro del que me imaginé, sino te hubiésemos encontrado a tiempo, no lo hubieses logrado— me abrazó y su vulnerabilidad abrió nuestra conexión tanto sentimiento y tanto dolor me abrumó.

— Ilya—

— Déjame Luna, déjale sentir a mi lobo que estas bien— luego de un rato me soltó del círculo de sus brazos para besarme. No pude resistirme…no quise resistirme, llevaba bastante tiempo evitándolo, lo que sentía por el era intenso y grande y eso era lo que me asustaba a morir, perder mi corazón en algo que sabíamos no resultaría, lo que más temía era que ya lo amaba…de donde había venido ese pensamiento, mi cuerpo se tenso e inmediatamente corte nuestro beso, Ilya frunció el ceño y me vio con Dolor, pero antes de terminar y separarnos logré ver algo que se filtró a mi mente y podría cambiar el final de las cosas , eso involucraba a Ilya su oscuridad y a mi… un rayo de esperanza se aferro a mí pero a la vez uno de desesperación, si tan solo lograra vencer mis miedos…

— Hay algo que quiero pedirte— me dijo

— Dime—

— Por favor no vuelvas a sacarme así de tus pensamientos, fue como si mataras una parte de mí y si lo vivo otra vez no creo que lo logre aguantar. Si quieres tu espacio yo te lo daré estaré allí siempre para ti cuando me llames tienes mi promesa, pero déjame la tranquilidad de saber que estas ahí—

Mirando la sinceridad de sus ojos y la forma en que lo pidió no le podía decir que no — esta bien te lo prometo. Quiero preguntarte algo ¿confías en mi? —

— Si— Su respuesta fue contundente y sin dudas y me alegró que fuera así — ¿porque?—

— Necesito que confíes en la decisión que tome. Hablaré con las chicas y les contaré lo revelado. Necesitan prepararse y ocultando información no es la mejor forma, si no hubiesen pasado así las cosas en el lago, muchas mas de nosotras hubiésemos quedado atrapadas, las protecciones de Ivonne funcionan por eso Jazce pudo encontrarme sin quedar atrapada, pero hay cosas que necesitamos aclarar y decidir nosotras. —

— Esta bien—

—Una cosa más, por favor no le digas nada a Shayla, ni de lo que hablamos, ni que pienso hablar con las chicas y mucho menos de nuestra conexión mental, necesito que siga pensando que todo esta como ella cree—
—Pero…—
—Confía en mí. Después de que hable con las chicas, te aseguro tu serás el primero en saber mis pensamientos, mientras por favor promételo y haz que el resto de los hermanos lo prometa también, desde el sueño que trajo a Tati hasta acá, tengo mis prejuicios acerca de ella— Aun no parecía convencido — Por favor— Me acerque mucho más a él hasta que solo nos separaba un centímetro — Te lo pido— Coloqué una mirada provocadora y sensual, y le mordí el labio inferior— El brillo en sus ojos me dijo que mi provocación había dado justo en el clavo.

— No juegues con fuego si tienes miedo a quemarte. Y esta bien, te lo prometo—

Después de darme otro de sus besos matadores me dejó para que descansara.

****************************************************


Desde el día en que regresamos a la mansión había hablado con Ilya más que todo por nuestra conexión mental, teníamos poco contacto y el se la pasaba con Naxii descifrando el libro sagrado. Sentía la necesidad de estar en contacto siempre con nuestras mentes aunque solo fuera eso, sentir su presencia y su calidez reconfortándome.

—Ilya—

—Dime cielo— dios su voz hacía estragos en mi cuerpo

— ¿Cómo lo han tomado los chicos? —

—Jaja jaja, están que se suben por las paredes, las chicas no les han contado nada y pues Acheron y yo tampoco— se quedó un momento en silencio — ¿estás segura de esto? —

—Totalmente—

— ¿Deseas algo mas cielo? —


No pude dejar de entristecerme por la forma en que actuaba Ilya, luego de su petición había sido distante conmigo, aunque estaba siempre allí para mí como prometió, sentía que algo faltaba

—Tranquilo nada más, hablaremos mañana—

—Claro dulce, cuídate y que te diviertas—


Le había pedido a las chicas que tuviéramos una pijamada, así llamábamos en mi país a las noches de chicas en plan relax de casa, solo nosotras sin tanta testosterona afectándonos y al parecer más de una quería algo así hace tiempo. Los chicos no sabían de qué hablaríamos, habían mantenido su promesa de no mencionar nada aparte de lo normal y pues como nos íbamos a un hotel 5 estrellas de Uruguay (pagado por ellos) estaban algo…histéricos. Ilya y Acheron habían hecho todos los arreglos ya que serían los únicos en saber donde estaríamos, serían nuestra tabla de salvación si algo perturbaba nuestra noche, la que más había sufrido era Sid, ya que Cristian era quien llevaba las finanzas y pues sacar un chequecito con esa cifra considerable sin saber para que, jaja jaja estaba torturándola por información pero creo que salía perjudicado más el cada vez que lo intentaba.

Estando ya reunidas en el pent-house, no nos fue difícil relajarnos, estábamos entre amigas y confianza, sin presiones ni entrenamientos de por medio y nos permitimos lo que siempre quisimos si alguna vez llegábamos a estar todas juntas: conocernos realmente y ser nosotras mismas.

Hablamos de cada una, nuestras familias, nuestros proyectos, las decisiones futuras de las mas peques, sus estudios nuestros trabajos, en fin, por fin acercábamos y afianzábamos ese lazo que nos unió en la distancia.

Cerca de la medianoche le pedí a mí mana que me contara lo que le había pedido: que buscará en el mundo de los sueños algo de información acerca de Ilya, Roxi, Acheron y yo.

— Mana— saco un papelito donde había escrito algo — Así como la primera vez en que los vientos me susurraron que alguien nos traicionaría, ahora dice:

Cuiden sus lazos sacerdotisas una oscuridad para la luz y otra luz para la oscuridad. Poseen dos armas que si las utilizan en el momento adecuado los salvaran a todos.

¿Que quiere decir esto? —

—Ya te lo diré mana. — Y me acerque al resto de las chicas

—Necesitamos hablar. Chicas creo últimamente, nos hemos distanciado un poco y me incluyo, las cosas que están pasando no son fáciles y pues créanme que no tengo todas las respuestas pero, hay muchas cosas que debemos hablar y aclarar, lo curioso es que no se por donde empezar…—

—Por el principio sería una buena parte. — Dijo rocío

—Ahh bueno —suspiré — no he sido del todo sincera con ustedes chicas, he tenido ciertas visiones que muestran los acontecimientos que van a suceder. —

— ¿Luna te das cuenta de lo que nos estas diciendo? ¿Y te lo callaste? — Me dijo Sid

—Les agradezco que no me interrumpan hasta terminar y que mantengan sus mentes abiertas, no juzguen a la primera. —

—Continua Lunita— esta vez fue Angie quien habló

—Desde que la profecía fue proclamada saben que Ilya y yo hemos formado un lazo de guardián-sacerdotisa muy fuerte, y que nos conocíamos bastante antes de llegar acá, siempre estuvimos relacionados en nuestros sueños. El fue quien me pidió que no dijera nada, pero además de eso estaban mis miedos y que yo también creí correcto callar. —

—Que te hizo cambiar de parecer? —Pregunto Jenny

—Lo que sucedió en el lago, chicas ese ataque no era para mi solamente, era para cada una de nosotras y en especial a rocío, pero ese ataque tenía conocimiento, estaba diseñado para afectar a cada una de nuestras debilidades particulares, y eso no se logra saber de buenas a primeras. —

— ¿Quieres decir que alguien esta traicionándonos? —

— Si, eso es exactamente lo que quiero decir, chicas ya esto había sido revelado a Shuk y sin embargo no le prestamos mucha atención, el sueño que trajo a Tati hasta acá, no fue uno amigable, y sin embargo, preferimos confiar en personas externas a nosotras mismas. No me estoy refiriendo a que nuestros guardianes sean malos, no es eso, pero como dicen en mi país primero fue lunes que martes, es decir primero nos conocimos nosotras que a ellos, y pues el lazo de amistad que nos une debería prevalecer. No quiero que me malinterpreten, en realidad en quien no confío es en Shayla. —

—Puf, te aseguro no eres la única. — Dijo Sher

— Lo sé, ella es la que aconsejó a Ilya de que mantuviéramos ocultas mis premoniciones, yo también me enredé en sus palabras, y creo estar segura que también se lo sugirió a Bones con los poderes de Ivonne, pero chicas en el lago pude analizar todos los acontecimientos por separado, y creo que su objetivo es destruir nuestro lazo de confianza, su manipulación ha sido tan sutil, que si no tenemos pruebas los chicos pueden no creernos. —

— ¿Tienes idea de porque nos quiere sabotear? —

— Creo que ella es la reencarnación de la sacerdotisa de la sabiduría que se unió al lado oscuro o esta siendo manejada por ella…no encuentro otro enemigo, ustedes saben que los Oniros no son tan fuertes a menos que sean dirigidos por alguien que si lo sea y por eso estamos nosotras aquí. —

— ¿Pero que busca? —

—Eso no lo se, chicas y llegamos a la parte que mas miedo me da, las visiones que me han sido reveladas no son alentadoras y no me culpen por sentir miedo de lo que pueda pasar, además son demasiado confusas. —

—Explícate Luna, tal vez nuestros puntos de vista puedan ayudar. —Me dio Jenik

—Bueno, la lucha no será fácil veo mucha sangre derramada, será de noche nuestras habilidades serán bloqueadas, en parte no se si logramos vencer… en otras visiones estoy sobre sus cuerpos, todos han sido derrotados — los ojos se me nublaron con las lagrimas- en otra cada una pierde lo que mas quiere y eso nos lleva a la derrota también, en otra y creo que es la menos terminal, una sola de nosotras es la que esta llorando pero o se quien es…— una lagrima se me escapa por la mejilla— chicas siento no habérselos contado antes, pero no es fácil ver todo esto y que la esperanza se te vaya cada vez más.

—Siento que hay algo en lo que has pensado… ¿cierto? — Habló Roxi por primera vez

—Eres muy perceptiva, si he pensado en detalles que habíamos pasado por alto no creo que el estar aquí todas nosotras sea una casualidad, y pues cuando tuve el sueño premonitorio del baile, no todo me fue revelado ahí, solo una parte, y lo que nos llevó a la proclamación de la profecía es que Ilya y yo lo hicimos así. —

—Espera luna no te estoy entendiendo— dijo Naxii

—Son nuestras decisiones lo que al final dan el resultado— interviene Roxi

— Exacto, Ilya y yo tratamos de seguir lo mostrado en el sueño, no fue estrictamente igual a lo que se nos mostró, pero el resultado es el que nos convino, quiero decir que a pesar de que lo que se me muestre no sea alentador para nosotras, todavía tenemos el poder de decidir, y en eso, creo que radicará la diferencia, creo que mis visiones han sido así hasta ahora, porque no hemos tomado las decisiones acertadas y pues hay alguien que nos quiere con bien y me sigue repitiendo esos finales una y otra vez, espero y sea con el fin de que cambiemos algo. ¿Chicas recuerdan la última parte de lo que dice la profecía?

Cuando el mal se alce Y no se pueda evitar Que decisión tomarás… Mal o bien Libre decisión tendrás
Elige bien Que solo el amor Te guiará.


Ahí nos lo dice, la lucha se va a dar y no hay marcha atrás pero libre decisión tenemos sobre el mal y el bien, y el amor nos guiará pienso que no es solo el amor que sentí…sienten hacia sus guardianes, sino el amor de amistad que hay entre nosotras, eso nos puede salvar. —

—Pienso que tienes razón —expresó Ivonne— y yo también pido disculpas chicas por lo que les oculté, si están de acuerdo no debe haber secretos entre nosotras de ahora en adelante. —

Todas asintieron, pero Roxi tenía su mirada fija en mí, queriendo preguntarme algo y creo saber que era. — chicas hay algo más, en cada generación de sacerdotisas de los sueños hay un descendiente del Dios oscuro, así como para los guardianes, aunque nosotros tengamos libre decisión sobre el mal y el bien, ellos siempre tendrán un pie en la oscuridad y otro en la luz, pero a el guardián lo afecta de una manera diferente. —

— ¿Quienes son? —Preguntó Ángeles

— La sacerdotisa soy yo —les dijo Roxi y me miro esperando mi aprobación con lo que iba a decir, le di mi asentimiento-— y el guardián es Ilya, no les dije nada porque no quería que me apartaran ni nada por el estilo. —

—Como te atreves a decir eso— le dijo Sher, acercándose a ella dándole un abrazo—lo único que tu tienes dañado es tu lado angelical, lo que te convierte en una pervert, pero eso ya lo tenías de fábrica, aunque Ivonne ayudo un poco—

— ¡Sher! —

— ¿Qué? Es la verdad tu nos lavaste el cerebro—

Jajaja jaja todas no echamos a reír

—Chicas no empiecen otra vez, todas tenemos nuestro lado pecaminoso, jaja jaja —dijo Yeye

—Lo cierto, es que para que exista un balance, cada ser de oscuridad tiene un ser de luz, algo que los ate o les permita tener a que aferrarse para el bien, en este caso Acheron el guardián de Roxi y yo como sacerdotisa de Ilya, tenemos esa responsabilidad. Chicas Ilya es un Cambiaformas muy poderoso, su lobo es de sangre pura, un Alfa, pero no ha podido transformarse, debido a que eso lo acerca mas a la oscuridad, si el pierde la razón a raíz de eso, quien llegue a controlarlo tendrá un arma poderosa y si no es uno de mostros podríamos no ganar esta batalla y lo mismo pasa con Roxi pero no se a que nivel. —

—Con razón lo vimos así en el lago, sabíamos que algo no estaba bien—intervino Yeye

—Si, es cierto, pero Mana entonces la información que traje de que se trata—

Les leí lo que Shuk me había dicho — bueno resulta que esa información es acerca de algo que nos une a Roxi y Acheron e igual a Ilya y a mi como dice la información no lo podemos decir de que se trata por eso les pido paciencia, además es algo intimo y pues… en su momento lo sabrán pero créanme es un arma que nos puede salvar por el elemento sorpresa por eso no lo pueden saber aun— miré a Roxi y ella me entendió que era el enlace detener a nuestros guardianes en la mente y poder comunicarnos con ellos de esa forma.

—Esta bien, puedo ser comprensiva en eso, pero o mas secretos, ¿prometido? —Dijo Sid

—Prometido — dijimos todas y una brisa fresca nos rodeó dándonos la confianza de que estaríamos bien.

Luego de eso volvimos a charlas convencionales y a disfrutar de nuestro descanso, pasamos el día en el spa, con masajes incluidos y relajación total. Cuando ya nos estábamos alistando para irnos, se me acercó Jazce y Ángeles dejando un poco atrás a Roxi y Shuk.

—Luna hay algo del lo que te queremos hablar —me dijo Ángeles

—Bueno—

—Lunis se puede saber ¿en que carajos estas pensando para tener al papacito de tu guardián alejado manis? —

La pregunta me cayó de sorpresa—¿mmm que? —

—Si eso, que es lo que te sucede, no puedo creer que tanto que hablamos de tener a un chico guaperrimo que nos quiera y nos consienta y ahora que lo tienes lo estas dejando pasar. —

—No es tan sencillo—

—Que es lo que no es sencillo — me preguntó Roxi

—El es un lobo y yo una humana, después que esto acabe no habrá un nosotros chicas. —

—Eso es lo que tienes ¿miedo? — Dijo Jazce

Me quedé en silencio

—Lo cierto es que has mantenido relaciones fáciles anteriormente porque no querías que tu corazón se viera amenazado, si fueras honesta contigo misma sabrías que jamás serás feliz con un hombre que te permita estar siempre arriba o te minimice y siempre este sobre ti, sabes que siempre te gusta estar al mismo nivel y con las cargas compartidas, mana, y creo que eso lo tienes con Ilya. Piénsalo. — eso lo dijo shuk

Y diciendo esto nos dirigimos hacia la mansión
En el trayecto desde el hotel pensé lo que las chicas me dijeron y estaba pensando que tenían razón, es mejor vivir y ser feliz aunque solo sea un momento que no haberlo sido nunca y arrepentirse de ello y no soy de las que me arrepiento.

Cuando llegamos los chicos estaban cada uno en sus cosas y al vernos fueron cada uno con su sacerdotisa, Ilya no estaba en la sala así que le pregunte a Leroín y me dijo que estaba en la biblioteca con el libro sagrado. Me dirigí hasta allá pero lo que me encontré no era lo que tenía en mente.

—Ilya, tu siempre me has gustado y hemos estado juntos desde hace tiempo luchando contra los Oniros, dame la oportunidad de demostrarte que podemos estar juntos. —

La Pe…de Shayla esta acercándose cada vez más al cuerpo de Ilya y este no la alejaba.

—Permíteme estar cerca de ti, te necesito—

Me aleje de ahí se había acercado más y estaba a punto de darle un beso e Ilya no iba a evitarlo. Que tonta había sido, esto era lo que quería evitar, lo que no me había percatado es que ya era demasiado tarde, mi corazón sufría por el, una lágrima traicionera se escapaba de mi rostro mientras me dirigía a mi habitación quería estar sola nuevamente

— ¿Mana? ¿Que te paso? —

—Nada manis, no es nada — y me tiré sobre la cama, creo que entendió que quería estar sola, porque escuche la puerta al cerrarse y me sumí en el silencio de la habitación