viernes, 15 de abril de 2011

Enredos Amorosos (2da Parte)



-¿Todo bien?
-Al parecer no. ¿Y Holly?
-Fue a cambiarse para ir al cine-suspire y me acosté en la cama.
-Se molesto por lo de nosotros aquí.
-No creo que sea por eso, ahora esta totalmente metido en lo de las guardias y el poco tiempo que le queda la quiere pasar conmigo pero él no entiende que yo también tengo cosas que hacer y muchas veces nuestro horario no coincide pero no puedo dejar de hacer lo que me gusta para complacerlo a él-sentí sus dedos acariciándome la mejilla, cerré los ojos y suspire.
-No te veo como una chica que le guste que le den ordenes.
-Y no lo soy-abrí los ojos y vi que se estaba acercando a mí pase mi mano atrás de su cuello para acercarlo y en eso… tocan la puerta o mejor dicho aporrean la puerta fuertemente.
-Un día lo voy a ignorar todo-no pude evitar reírme de sus locuras me dio la mano, me levanto y lo seguí, al abrir la puerta vimos que era Holly.
-No pudiste ser más oportuna-le dijo Kyle sarcásticamente.
-Tu perdóname pero hace demasiado frio para esperarlos afuera, así que… ¿están listos?-los dos me miraron y bueno que perdía.
-Vamos, de miedo dijeron que querían ver
-Sí y no te preocupes que yo estaré a tu lado si te asustas.
-Si claro, no te confíes tanto-al llegar al cine no estaba tan lleno pero había su par de personas, compramos las entradas y nos fuimos a sentar para conseguir buenos puestos, Kyle se ofreció a comprarnos algunas cosas de picar y de esa manera Holly y yo nos quedamos solas.
-¿Qué paso con Eric?
-Se molesto porque no conteste el teléfono y se fue a hacer de guardia ni idea a que hora saldrá o si seguirá hasta que termine su verdadero turno.
-Pero él no puede pretender que estés a su disposición cada vez que a él le dé la gana.
-Yo se lo dije y según él no quiere eso pero nosotras llegamos a la misma conclusión así que no creo que estemos equivocadas. Es de esos hombres dominantes que quieren que sólo estemos ahí cuando ellos llegan pero tú sabes muy bien que yo estoy lejos de ser esa mujer ni de cerca me le parezco.
-Tenía tanta razón en desconfiar de él, en que no me cayera bien, en pensar que no era apropiado para ti lo único que le falto fue atreverse a golpearte.
-Como se te ocurre que me va a pegar.
-De esos hombres se puede esperar cualquier cosa.
-Shhh… ya no digas más nada que ahí viene Kyle.
-Ese hombre si vale la pena
-Sí, si ya me lo dijiste muchas veces.
-Chicas, aquí les traigo sus cosas-se sentó en el medio de nosotras agarrando el pop corn al minuto empezaron los repartos y la película no demoro mucho en comenzar.
-Creo que cometiste el error de traer solo una bolsa de pop corn, Holly siempre la acapara-justo después ella lo agarro y se lo llevo. –Te lo dije.
-Tampoco es que tuviera hambre-me eche a reír, me miro y sonrió también.
-Creo que ya empezó la película.
-Me gusta más verte a ti.
-Te hubieras ahorrado la plata o me la hubieras dado a mí.
-Lo tendré en cuenta la próxima vez-gire la cabeza hacia la pantalla pero pude sentir que seguía mirándome me acomodé mejor y traté de ignorarlo. Sentí como se acerco más a mí y susurrándome al oído me dijo:
-¿Te es muy fácil ignorarme? Porque yo no puedo quitar los ojos de ti-esas palabras me hicieron temblar.
-No tanto como quisiera, me lo estas haciendo muy difícil
-Me alegro-deslizo sus dedos por mi brazo hasta llegar a mis manos entrelazando nuestros dedos, se sentía tan bien… con Eric jamás había sentido algo así ni cuando empezamos a salir, con Kyle lo siento multiplicado por 100. – ¿Te molesta?
-Para nada-lo miré y le sonreí así nos quedamos toda la película.
-Mi pregunta es: ¿no era una película de miedo?
-Que te puedo decir ya no las hacen iguales-nos dirigimos primero a nuestro apartamento para dejar a Holly, agarrar alguna ropa para poder quedarme para después ir al departamento de Kyle estaba segura de que no había sido una buena idea esperar a Eric y más estar sola con Kyle pero no podía aplazar más esto tenía que hablar seriamente con Eric y aclarar las cosas.
-¿Te pasa algo?
-¿A mí? Nada. ¿Por qué?
-Te veo un poco nerviosa, ¿no me digas que es por mi? No te preocupes que yo incapaz de hacerte algo.
-No seas bobo no es por ti, es por Eric.
-Que pasa con él-cambiando el tono de voz parecía un poco molesto.
-Si te molesta no te digo nada.
-Sólo dilo-por la manera en que me lo dijo mejor era no decirle nada peor se iba a poner así que mejor me quede callada por el bien de los dos.
-¡Christy!
-Olvídalo Kyle sólo olvídalo-al llegar abrí la puerta e iba a ir hacia la habitación pero Kyle me agarro del brazo y me detuvo.
-Perdóname no era mi intención gritarte ni hablarte mal, ven sólo hablemos-y me deje llevar hacia el sofá, nos sentamos uno al lado del otro pero no dijimos nada sólo nos quedamos ahí luego respire profundo y me recosté en su hombro. –Lo siento, pero es algo que siento en mi cuerpo y no puedo controlarlo solo contigo he sentido esto.
-Se a lo que te refieres, sólo tenme paciencia. Déjame cambiarme de ropa y ya regreso-me pare y fui hacia la habitación me senté en la cama y me puse a pensar en lo que estaba sintiendo y más lo que estaba haciendo esto no iba a terminar bien, nosotros aquí solos y sintiendo lo que sentimos éramos como unos volcanes apunto de hacer erupción y los dos estábamos en peligro. Respire profundo nuevamente y me alegraba que hubiera tomado esas clases de yoga porque en estos momentos estaría descontrolada si no supiera hacer esto para controlarme necesitaba estar serena no dejarme llevar eso lo tenía que tener presente pero sobre todo que tenía novio y podía llegar en cualquier momento y sería un grave error.
-¿Christy?
-Dime
-¿Estás bien?
-Sí, sólo dame un minuto-me empecé a cambiar, me tranquilice y salí ya era hora de enfrentarlo. Me fije que estaba acostado en el sillón también se había cambiado y podía ver mas la forma de su cuerpo pero nunca como la vez del baño pero mejor era no pensar en eso, él me vio y se acomodo haciéndome espacio me acerque a él y termine sentándome sobre mis piernas para poder mirarlo. Me agarro las manos para tranquilizarme y darme masajes.
-No fue mi intención ponerte así.
-No eres solo tú, también esta Eric y lo que estoy empezando a sentir.
-Se a lo que te refieres por primera vez yo también estoy sintiendo algo nuevo y eso asusta un poco sabes que por el momento para que te sientas más cómoda porque no regresamos como estábamos antes puedes reírte de mí todo lo que quieres y pararme cuando quieras-me dio mucha risa lo que me propuso y sabia lo que estaba haciendo, se lo agradecía demasiado de esa manera iba a poder relajarme y poder hablar seriamente con Eric.
-Parece que te gusta ser masoquista pero si quieres inténtalo de nuevo para ver si te funcionan tus tácticas conmigo.
-Cuando es algo que me conviene te aseguro que lo soy-entonces fue alejándose de mí lo mire de manera extraña porque no esperaba que se alejara sino que se acercara más al ver que se puso en el otro extremo del sillón decide estirar mis piernas pero esto estaba muy bien elaborado ya que al momento que hice eso fui arrastrada hasta quedar acostada en el sillón y pegada a él parece que esto era lo que quería, empezó a acariciarme las piernas a deslizarse sobre mi para quedar encima mío, mi respiración se acelero y no me molestaba para nada que estuviera ahí no me sentía presionada sólo cada vez más excitada por sentirlo en todo el cuerpo y dándome cuenta que él también estaba excitado empezó a pasar sus manos por mi cadera y cintura subiendo poco a poco y antes de llegar más arriba volvía a bajarlas haciendo el mismo recorrido una y otra vez sabía que tenía que pararlo pero no podía se sentía tan bien estar así con él que cuando se detuvo solté un suspiro de frustración. –¿Todo bien?
-Hasta hace un momento sí-soltó una carcajada cerca de mi oído y su aliento me rozo la mejilla.
-Sabes, me lo estas haciendo muy difícil.
-¿Difícil? ¿Cómo?
-Estando tan dispuesta y yo con ganas de consentirte.
-Te equivocas, no estoy tan dispuesta.
-¿Estás segura?
-¿Estás seguro?-me miro fijamente.
-Ya no lo estoy, me confundes.
-No era mi intención, si quieres puedes consentirme todo lo que quieras pero tengo mis limites.
-¿Un beso?-mire sus labios y aunque quisiera no sería buena idea.
-No creo
-Tenía que intentarlo-sonreí repase el contorno de sus labios con mis dedos y antes de quitarlos él los beso, lentamente solté un largo suspiro
-Creo que deberíamos acostarnos-vi sus ojos brillar y me di cuenta lo que entendió. –Digo cada uno en su cama
-Jamás pensé en otra manera.
-Si claro y el lobo no es feroz-soltamos una carcajada al mismo tiempo.
-Así es como me gusta verte, no preocupada por las cosas.
-Gracias, Kyle.
-Me puedes agradecer de otra manera, sabes-sabía a lo que se refería por eso acerque su cabeza a la mía y cuando estábamos casi tocándonos le gire la cara para darle un beso en la mejilla.
-Que tramposa eres.
-Tramposa, ¿yo? Para nada. Ahora si vámonos a dormir-se levanto y me ayudo en pararme nos quedamos mirándonos frente a frente con las manos agarradas.
-No puedo dormir contigo, ¿verdad?
-No, no sería conveniente-me acompañó hasta la puerta de la habitación. –Esto será difícil…
-Lo se pero no podemos hacer nada-le di un beso en la mejilla y entre en la habitación cerrando la puerta tras de mí las cosas eran mejor así no complicándonoslas tanto. Mucho no podía dormir, entre tener a Kyle cerca sólo separándonos algunas puertas y con Eric que no llegaba mi sueño no quería llegar pero no se en que momento me quede dormida y no supe nada hasta la mañana siguiente en donde alguien estaba acariciándome la mejilla tan delicadamente que se sentía muy bien en estos momentos y más despertándome así, no quería abrir los ojos pero estaba casi segura de que no era Eric pero antes de pronunciar alguna palabra era mejor confirmarlo al abrir los ojos lo vi parado cerca de mí, con una sonrisa en la cara, retirándome el cabello que tenía en ella.
-Buenos Días-mi sonrisa fue espontánea.
-Buenos Días.
-Eres hermosa-no pude evitar sonrojarme si es que lo hago pero su mirada transmitía muchas cosas que me ponían nerviosas y a la vez disfrutaba que alguien sintiera algo así por mí.
-Gracias.
-¿Me acompañas a desayunar?
-¿Hiciste el desayuno?
-Te aseguro que no te voy a envenenar.
-Dame un minuto y te sigo-sólo me sonrió y se fue, agarre el teléfono y llame a Eric, no puede ser que siguiera de guardia hasta que hora iba a estar en el hospital llame y llame a la primera nadie me contesto la segunda vez que lo intente alguien quiso agarrar el teléfono pero lo cerro me extraño tanto que volví a llamarlo y esa vez si me contestaron pero no fue la voz de Eric la que agarro el teléfono.
-Diga…
-¿Quién habla?
-Nikky…
-La enfermera Nikky?
-Si, esa misma. ¿La conozco?
-¿Estas con Eric?
-Sí, él está durmiendo pero si quieres lo puedo despertar.
-No, no… ¿Durmieron juntos? ¿Se acostaron?
-Buenoo… eres una amiga, ¿cierto? Espero no meter la pata pero si nos acostamos ayer, Eric vino a hacer guardia aunque no le tocaba tuvimos conversando y una cosa llevo a la otra, pues él siempre me ha gustado pero tenía novia me dijo que habían terminado por eso es que lo hice yo jamás me metería con el novio de alguien.
-Te dijo que habían terminado
-Sí.
-Espero que esta vez sea para siempre ya que pareces una buena persona.
-Gracias, seguro que sí él me dijo que no iba a dar marcha atrás. ¿Lo despierto?
-No, déjalo que siga durmiendo ya hablare con el después. Un placer, Nikky-antes que me contestara ya le había cerrado, ¡que estúpida! esto era lo único que me faltaba que me engañara y yo como tonta aquí esperándolo… tire el teléfono lo más seguro es que Kyle había escuchado el golpe ya que vino corriendo a ver que me pasaba.
-¿Estás bien?
-Además de hacer el papel de estúpida, sí, estoy bien.
-¿Qué paso?
-Mi gran amado y perfecto novio o mejor dicho ex novio me engaño con una enfermera.
-¿Te engaño?-solo pude asentir. –Es un estúpido. ¿Puedo hacer algo por ti?
-Sólo sácame de aquí, no quiero estar en este cuarto-me cargo y me llevo para el suyo.
-Ya te traigo el desayuno, tú relájate y trata de no pensar mucho en eso-comimos el desayuno en silencio, alguna que otra palabra de vez en cuando pero nunca una conversación al terminar llevo los platos a la cocina y regreso yo me había recostado en la cama y el hizo lo mismo me tomo de las manos y se acerco a mí, antes de pensar en cualquier otra cosa estaba arrecostada sobre su pecho al mismo tiempo que él me abrazaba y me acercaba más a él se sentía increíble olvidando casi por completo cualquier problema. No se cuanto tiempo nos quedamos ahí en esa posición ni cuando fue que nos quedamos dormidos pero lo que nos hizo despertar fue oír que aventaban una puerta y estaba segura que lo habían echo a propósito.
-Vaya, vaya miren con lo que me encuentro-los dos nos sentamos en la cama y pudimos ver que Eric estaba parado cerca de la puerta mirándonos fríamente. –Y yo que me sentía un poco culpable por haberte engañado pero ahora que lo pienso mejor no valías la pena-vi que Kyle apretaba los puños y ahora como se estaba comportando Eric esto no terminaría nada bien.
-Mejor es que dejemos las cosas así-trate de hacer que las cosas se calmaran un poco pero Eric estaba como cegado nunca lo había visto así aunque había escuchado algunas historias pero yo no la quería creer tal vez ese fue mi error.
-¡Que dejemos las cosas así! ¡Que dejemos las cosas así! creo que estas un poco equivocada te di una libertad que ha muchas no les he dado y para qué para que resultaras igual y peor que las anteriores, ya vi mi error pero esto no terminara así como así no te burlaras de mí en mi propio apartamento-el se estaba acercando más a nosotros y sabía que Kyle no se iba a quedar quieto pero lo que menos quería era que saliera lastimado pero estaba segura que no iba a poder detenerlos.
-Porque te diriges a ella si puedes descargar tu rabia y frustración conmigo
-Kyle, por favor.
-Mejor hazle caso a tu amante que él tiene razón, pero cuando acabe con él no te vas a salvar te lo aseguro.
-No la amenaces-Kyle me arrastro del otro lado lejos de Eric y se puso de pie casi al frente de él.
-Kyle-intente en vano pararlo pero ya era muy tarde ya se habían ido a los golpes Eric fue el primero en lanzar un puñetazo a la cara de Kyle y hasta ahí se contuvo se le fue encima también quedaron en el piso dando vueltas en la habitación pegándose uno a otro y golpeándose contra los muebles me levante y salí corriendo hasta abrir la puerta por suerte los vecinos eran hombres fuertes así que les dije lo que pasaba y que vinieran ayudarme para separarlos fueron varios y entraron corriendo yo los seguí seguían golpeándose como animales e insultándose entre si varios chicos tuvieron que agarrarlos para contenerlos y en eso Eric me mira a mí y se me viene encima por suerte los chicos reaccionaron a tiempo y lo agarraron con mas fuerzas y a mi me pusieron detrás de ellos para que ni siquiera lo intentara.
-Eric te has vuelto loco, como ibas a pegarle a Christy que te pasa hombre.
-Ella es una perra que lo único para lo que sirve es para tener sexo y ni eso lo hace bien-Kyle trato de soltarse para golpearlo de nuevo pero lo detuvieron lo que nunca me espere fue que otro de los chicos que estaban más cerca de Eric lo golpeara.
-Tienes que aprender a respetar a las mujeres. Vamos a sacarlo de aquí-se lo llevaron a rastras, les agradecí por lo que habían echo y de broma me dijeron que cuando quisiera en ese momento me quede sola con Kyle y pude fijarme como estaba: el labio lo tenia partido y le estaba sangrando, el ojo estaba segura que se le iba a poner morado y los puños estaban rojos y también tenían sangre le agarre de los brazos y lo senté en la cama.
-¿Estás bien? ¿Te duele algo además de lo obvio?
-¿Qué es lo obvio?
-El labio, el ojo, la cara y las manos.
-Estoy bien, ¿tú estás bien?
-Al lado tuyo muy bien, déjame buscar algo para curarte esos golpes.
-No, solo quédate un rato aquí junto a mí.
-Estoy bien, puedes estar tranquilo-pero de todas maneras me quede junto a él hasta que se relajo un poco y pude buscar las cosas para curarlo le dije que se acostara para que descansara un poco me acosté junto a el dándole espacio y para no lastimarlo aunque en algún momento se movió y quedo pegado a mi abrazándome y estrechándome más cerca de él después de un rato sus músculos se relajaron y también su respiración se había quedado dormido me levante lentamente y fui a buscar el teléfono para llamar a Holly.
-Hasta que por fin llamas, ya me estaba volviendo loca y más con lo que me entere que hizo Eric, ¿estás bien?
-Si, estoy bien. ¿Qué fue lo que te enteraste?
-Que se había vuelto loco, que casi te pega y que Kyle se enfrento a él, ¿cómo esta?
-Esta descansando pero esta muy golpeado y estaba intranquilo.
-Era de esperarse yo te dije que él sentía algo por ti y por la manera en que me dijeron que quedo Eric estoy ahora más segura que nunca que lo que siente es muy fuerte.
-Si, yo también lo creo. Pero tenías que haberlo visto Holly como se puso y lo peor del caso es que yo no había echo nada él era el que me había engañado y vino como un loco a reclamarme por algo que ni siquiera hice.
-Ese tipo de hombre son así no les importa lo que ellos hayan echo la que queda mal es una.
-Me doy cuenta de eso, te voy dejando no quiero que se despierte Kyle y no estar ahí. Te llamo después.
-Ok, y dile que felicidades por la paliza que le dio.
-Claro Holly no podía esperar menos de ti-se echo a reír y cortamos. Me asome en el cuarto y todavía lo vi descansando así que fui a darme un baño antes de regresar a su lado cuando estaba amarrándome la toalla abren la puerta y no puedo evitar gritar. –Kyle, casi me matas de un susto.
-Lo siento, solo estaba preocupado por ti además que otra oportunidad iba a poder verte en toalla-me alegre que su sentido del humor hubiera regresado.
-Bueno si pocas oportunidades ibas a tener para hacer esto ya se la próxima vez cerrar con pestillo. ¿Cómo te sientes?
-Te aseguro que no moriré.
-Me alegro, ah y Holly te manda sus felicitaciones.
-¿Por haber golpeado a Eric?
-Y lo dudas.
-Para nada. ¿Qué tal estaba la ducha?
-Muy refrescante pero si me permites me voy a vestir
-Tienes que…
-Por supuesto-pase al lado de él y lo acaricie con una sonrisa en la cara fui a la habitación a agarrar la maleta, él estaba siguiendo todos mis movimientos. –Si me permites voy a vestirme a tu cuarto.
-Con confianza-no había terminado de vestirme completamente cuando el toca la puerta y la abre por lo menos ya tenía el short puesto y el brasier. –Creo que el pestillo no funciona-me dijo inocentemente.
-De eso me di cuenta y estoy segura que también lo sabías-se había quedado mirándome atentamente estudiándome y memorizando cada parte de mi cuerpo. –Kyle…-él alzo la mirada y veo el deseo en ellos como brillan por como me sigue mirando.
-Debería disculparme pero no lo lamento-se fue acercando y yo iba retrocediendo. – ¿Quieres escaparte de mí?
-Sólo no ponértela tan fácil.
-Me alegro saber eso pero deja de escaparte que quiero sentirte, acariciar tu piel y ver si te sonrojas todo el cuerpo por lo que te hago-estaba segura que iba a hacerlo, a sonrojarme… cuando por fin me atrapo me pego a su cuerpo fue hacia mi cuello e inhalo mi fragancia. –Vainilla…-susurro y por fin me beso, fue perfecto suave, dulce, apasionado, excitante no tenía palabras para describir lo que me hacia sentir ese beso y cada vez era más fuerte me pegaba a su cuerpo quería tocarlo, sentirlo desde la primera vez que lo vi en la puerta del apartamento y hasta hoy por fin iba a poder hacerlo le quite la camiseta que tenía puesta pudiendo así pasar mis dedos por su pecho acariciándolo lentamente teniendo cuidado de no hacerle daño pero creo que él olvido que había sido golpeado ya que me exigía por más, caímos a la cama y cada segundo fue maravilloso me sentía flotando en una nube por cada beso, caricia o toque que me daba y sin poder evitarlo ni quererlo hicimos el amor y esta vez si estuve segura de haberlo hecho fue fantástico todas las emociones y los sentimientos que me abrumaron cuando caímos rendidos del éxtasis fueron increíbles y nos quedamos en los brazos del otro tratando de normalizar nuestra respiración haciéndolo más perfecto. Cuando por fin pude respirar normal no pude evitar preguntarle:
-¿Estás bien?-soltó una carcajada.
-Creo que es lo debería preguntar yo, ¿no te parece?
-Lo digo por tus golpes no por ninguna otra cosa
-Más que bien te lo aseguro. ¿Y tú?
-Muy bien-al tiempo que me besaba de nuevo y el teléfono empezaba a sonar.
-Por lo menos no llamaron antes-le sonreí y estiró la mano para agarrarlo.
-Diga… Él le habla… Entiendo, voy en camino.
-¿Pasa algo?
-Quieren vernos para saber lo que paso entre Eric y nosotros. Esto lo tendremos que dejar para más adelante-me dijo dándome otro beso con una sonrisa en la boca
-Así que… ¿habrá más?
-Ni te imaginas cuanto más pero ahora debemos vestirnos e ir a las oficinas académicas.
-Por lo menos no vas a impedir que me vista-le dije poniéndome de pie pero parece que fue un error ya que me agarro de nuevo y me acostó en la cama poniéndose encima de mí.
-No te muevas tan rápido, déjame disfrutarte un poco más antes de dejarte ir.
-Lo siento, no lo hubiera echo si no me hubieras soltado.
-Cierto, culpa mía por soltarte-me beso de nuevo acariciándome todo el cuerpo, suspiro y me alejo un poco.
-Deberíamos vestirnos
-Si, tienes razón nos están esperando-me beso de nuevo y se levanto para vestirse, yo lo seguí e hice lo mismo y esta vez con otra ropa al final salimos y nos dirigimos hacia las oficinas en donde nos estaban esperando por suerte Eric no estaba pero estaban los chicos que me ayudaron a controlar la masacre nos hicieron pasar y que nos sentáramos para esperar a la rectora en cuanto llego nos hizo la pregunta que esperábamos: “¿Que había pasado?” Le contamos todo lo que paso omitiendo por supuesto lo de Kyle y yo y al parecer Eric tenía registro de ese tipo de comportamiento pero había estado en tratamiento y habían estado seguros que ya estaba recuperándose exitosamente y estaría bien dejarlo volver a la Universidad, durante un tiempo lo estuvieron vigilando pero como no tenía ni un ataque llegaron a la conclusión que se había recuperado por completo y bueno con esto estuvieron de acuerdo con que no fue así, por lo tanto sus padres tuvieron que sacarlo de la Universidad para internarlo de nuevo sin derecho a regresar iban a poner una denuncia de alejamiento para que no se pudiera ni acercar y eso me tranquilizaba y más por Kyle.
-Eso es en resumen, jóvenes solo queríamos que estuvieran avisados y que no se preocuparan por nada, las cosas de Eric las van a recoger en cuanto regresen al departamento y va a ser todo de ustedes van a tener indemnización por todos los problemas causados, mañana les será notificado por escrito sobre esto para que lo tengan más claro, alguna pregunta-negamos con la cabeza. –Muy bien se pueden retirar para que recojan las cosas de Eric-les dimos las gracia y nos fuimos para que pudieran sacar todas las cosas lo más pronto posible y fueron bastante rápidos, llegaron con nosotros y terminaron en menos de media hora después de eso Holly llego dispuesta a limpiar el cuarto con unas plantas y oraciones yo no podía evitar reírme por la ocurrencia pero yo la deje hacerlo si eso la hacia feliz.
-Sabes no deberías burlarte de estas cosas, hay que creer en ellas para que funcionen.
-Lo siento, Holly pero nunca te había visto en esta faceta.
-En nuestro apartamento también lo hice.
-No lo dudo.
-Y ahora que van hacer con este cuarto, porque dudo que lo necesiten.
-Ni idea, quieres mudarte ahí-me miro con una sonrisa de oreja a oreja. –No estarás pensando en hacerlo, ¿verdad?
-Me lo propusiste
-Porque juraba que te ibas a negar
-Negarme, seria como una aventura luchar con las malas vibras y echarlas afuera y poder creer que podemos tener ese cuarto lleno de buenas vibras, vivir y recordar buenos momentos, además imagínense los tres viviendo juntos, seria fantástico y los pagos mensuales serian mucho más bajo-yo me le quede mirando confundida pero lo que decía podía tener sentido (lo de que salía más barato entre tres) pero de ahí a hacerlo no se había que pensarlo.
-Christy, tú fuiste la de la idea.
-Lo sé, pero…
-Debemos cambiar la manilla de la puerta para ponerle cerradura, trancas y demás cosas que funcionen para mantenerla alejada de nuestro dormitorio y que no nos interrumpa cada vez que tenga ganas de hablar o lo que sea pero podía ser divertido-me dio mucha risa lo de mantenerla apartada de nuestro cuarto.
-Podemos votar y así habrá democracia.
-No creo que sea buena idea, no quiero estar en contra de Christy ni mucho menos tuya así que yo las dejo decidir eso a ustedes, si me necesitan para otra cosa me llaman-me dio un beso y fue al cuarto.
-Cobarde-dijimos al mismo tiempo y él se echo a reír desde donde estaba.
-Va a ser divertido, piénsalo los tres aquí nos llevamos bien además yo se que ahora que empiezan su relación querrán puro sexo y pasar el tiempo juntos pero en algún momento se tranquilizaran y aquí estaré yo y como Kyle me cae bien no los interrumpiré.
-Eso no es lo que me preocupa, lo que me preocupa es cuando tú tengas invitados.
-Una orgia entonces-no pude evitar soltar una carcajada.
-Ok, ya veremos como llegamos a un acuerdo para que todos seamos felices y para que no te quedes abandonada en el otro apartamento.
-Me vas a amar más de lo que haces, de todas maneras les daré unas semanas para que la pasen bien y juntitos antes de venir y poco a poco traeré mis cosas para acá recuerda que nosotras pagamos por adelantado algunos meses y todavía podemos seguir usándolo y tal vez puedas bautizar allá tu cuarto antes de que lo rentemos, tenlo presente.
-Lo pensare, ahora te quedas o te vas
-Me iré, tengo una cita esta noche y esta vez el apartamento es todo mío se me ocurren muchas ideas no dudes en tener la tuyas también.
-Lo tendré presente, diviértete.
-Nos vemos después… Kyle, me voy, diviértete.
-¿Cómo quedaron?
-Pronto tendremos una nueva inquilina por aquí-vi la sonrisa en su cara. –Quiero ver hasta cuando te dura esa felicidad cuando ya este permanente aquí.
-Se que eso te hace feliz, así que yo también soy feliz por eso dudaba que la dejarías sola en el otro apartamento, además aquí tenemos espacio y como tu y yo compartiremos cuarto que mejor que una amiga comparta con nosotros.
-Esto será una fiesta de nunca acabar, te lo aseguro.
-No lo dudo y más si nos tenemos el uno al otro… te hare muy feliz Christy no lo dudes nunca, te amo desde la primera vez que te vi parada en esa puerta, cuando no me quitaste la vista de encima y me seguiste el juego de la coquetería al principio pensé que seria algo normal cuando conocías a alguien pero a medida que pasaban los días y convivíamos más y nos conocíamos me di cuenta que esto no era normal que esto que sentíamos era más fuerte de lo que alguna vez había sentido en ese momento supe que eras para mí, mi chica ideal por la que seria capaz de hacer cualquier cosa pero sobre todo amarte, cuidarte y protegerte… siempre estaré a tu lado y sería el hombre más feliz del mundo si me lo permites-le acaricie la mejilla y sabia que se me habían salido las lágrimas por esas palabras tan hermosas que me había dicho.
-Yo también te amo e igual que tu lo supe desde la primera vez que me sonreíste y me quiñaste el ojo, pensé que era pura atracción pero tus bromas, tus caricias, tus palabras, el apoyo que me diste en todo momento supe que por nada del mundo era una simple atracción era algo más fuerte y algo que estaba segura que había sentido antes pero estaba tan equivocada lo que siento por ti no tiene comparación con nada y cuando me di cuenta de lo que realmente sentía no podía esperar para poder estar contigo sin que nada nos lo impidiera, para ser libre y poder amarte como te lo mereces, te agradezco por todo lo que has hecho por mí y por todas las cosas que se que seguirás haciendo por mí, por soportarme mis locuras y por apoyarme, te amo tanto que te aseguro que no te defraudare que juntos veremos crecer este amor y saber mantenerlo con vida, gracias por llegar a mi vida en el momento que más lo necesitaba y por abrirme los ojos pero sobre todo por enseñarme lo que es en realidad el amor, te amo Kyle jamás lo dudes-nos besamos como nunca lo habíamos echo demostrando lo que sentíamos y por ese futuro que sabíamos que íbamos a tener juntos, por todas las cosas por las cuales tendríamos que pasar pero no nos importaba nada, solo estar y superarlas juntos, aunque también íbamos a tener nuestra agregada y con ella contaríamos con otras experiencias para salir adelante pero estando juntos todo nos iba a salir bien.

1 comentario:

Stephy dijo...

hola n_n vaya con la historia
me gusta tu fondo
sayo