sábado, 6 de noviembre de 2010

Capitulo 24

II parte
Por Roxi

-Está bien, no digas nada, salgamos de aquí antes que empiecen con lo peor – dijo enarcando una ceja a modo de sorpresa en dirección a la parejita hot, aunque yo ya no observaba nada, aún escuchaba los gritos y gemidos de placer de ambos.

Acheron me condujo por la parte más densa del jardín, pude escuchar los grillos y el batir del viento contra los árboles, respiraba el aroma de las flores, eso me tranquilizóun poco.

-¿Porqué no estás en mis sueños? – la pregunta salió antes de poder detenerme.

-Buena pregunta, me fui luego del baile a buscar respuestas, yo soy el único guardián que no puede entrar a los sueños de su protegida, mi búsqueda estuvo muy interesante, ven te mostraré algo, me tomó de la mano con una sonrisa, ya no parecía el tipo frio del baile, aunque conservaba el aspecto peligroso de antes.

Entramos a la mansión, deteniéndonos en la sala de estar, había un televisor encendido y dos personas acurrucadas en un amplio sofá, mis ojos se ensancharon cuando observé a Shuk dormida y completamente abrazada con Andrew. Estaba a mitad de camino de hacer un escándalo y despertarlos cuando Acheron se aproximó a mi espalda y nuevamente cubrió mi boca con su mano.

-Solo veían una película y se han dormido, no tienes por que hacer esto más grande,además acaba de empezar tu entrenamiento – susurró en mi oído enviando escalofríos a mi espalda, retiró la mano de mi boca y la colocó en mi cintura.

-Concéntrate en las sensaciones, mira a Shuk detenidamente, sólo tú y ella – claro concentrarme,con todo su majestuoso cuerpo pegado a mi espalda y su mano tocándome seguro me concentraba en cosas más… Inapropiadas. Además para que demonios iba a hacer eso??

-No lo estás haciendo – dijo severo- esto es importante para entender tus poderes.

Entonces lo hice, lancé fuera de mi mente, su duro cuerpo pegado al mío, su embriagante aroma, las preocupaciones, todo. Al cabo de 5 minutos de concentración al estilo Leroin, Shuk y Andrew todavía dormían, y yo estaba, literalmente viendo sus sueños… Jadeé cuando fui consciente de lo que hacía, ¿cómo era esto posible? Me encontraba completamente despierta, aún así el sueño de Shuk era visible para mí.

-¡Lo tienes! – exclamó Acheron – pensé que sería más difícil conseguirlo, ¿has estado soñando con la oscuridad?.

Yo no contesté, el sueño de Shuk no me agradaba, ella estaba en una playa paradisiaca con Andrew, se estaban besando debajo de una palmera.

-Acheron,esto no me gusta – fruncí el seño, sin dejar de mirar a Shuk.

-Contesta a mi pregunta- me urgió.

-Si he soñado con sombras, me llaman en una lengua desconocida, aunque de alguna manera se lo que dicen, ¿tu también ves el sueño de Shuk? ¿Eso que significa? –salió mi naturaleza preguntona, rogué para que mi querido guardián no se hartara de mi.

-Eres oscuridad mi pequeño ángel negro, eso no significa que seas mala, yo no puedo ver los sueños, pero puedo sentir tu poder, ustedes son descendientes de una raza antigua de sacerdotisas y dioses de sueños, cada una posee una herencia distinta, Luna tiene sueños premonitorios, Shuk puede viajar a distintas dimensiones y traer información, debe existir entre ustedes una sacerdotisa de luz, ella provoca buenos sueños disolviendo preocupaciones y a veces hasta pesadillas, sospecho que es Rocío, Pame crea ilusiones en los sueños, puede hacer ver cosas a las personas que parecen reales, además de cambiar de forma en los sueños, ese tipo de poder se reserva normalmente para los elementos aire y fuego, las que entran fácilmente a los sueños. Las anclas tienen poderes físicos más fuertes, diferentes, controlan mejor su elemento, son más duras y atrevidas como Ivonne, Sher, Jazce…

Me estaba enredando con tanta información y para colmo el sueño de Shuk se tornaba peligroso, los besos subían su intensidad, mi cuerpo se tensó lista para despertarlos.

-Es un sueño inocente, deja de preocuparte – apuntó Acheron como si leyera mi mente– sobre eso debes saber que existen varias fases del sueño, estamos despiertos en el estado beta, en el alfa, podemos relajarnos pero sin estar completamentedormidos, allí pueden entrenar sin peligros, el estado gamma es de sueño normal, logras sentir, palpar, saborear, pero no trae consecuencias a la realidad, si ellos hacen el amor allí, cuando Shuk despierte seguirá siendo virgen, Andrew lo sabe nunca elegiría lastimarla, la quiere sinceramente, bien el estado sumamente peligroso es el delta, tiene consecuencias en la realidad, si mueres en ese estado nunca despertarás de nuevo.

Eso sonaba muy mal, aunque me tranquilicé un poco, las manos de Andrew seguían sobre la inocente Shuk, pero esto era importante para entender sobre nuestros extraños poderes, debía concentrarme en extraer de mi hermoso guardián toda lainformación posible.

-¿Qué significa que soy oscuridad?- pregunté, pues eso representaba una gran inquietud.

Acheron tomó mi mano y me condujo a una sala vacía, nos sentamos uno enfrente del otro en dos sillas.

-Como es normal las cosas deben estar equilibradas, para que exista el bien tiene que existir el mal, hay sueños buenos y pesadillas. Tú eres descendiente de Iquelo el Dios de oscuras alas, él solo tiene una descendiente en cada generación de sacerdotisas, las demás chicas descienden de Morfeo y Fantaso, ellos tres eran hermanos Dioses de los sueños, tu poder te permite observar los sueños de otros, aún cuando estás despierta, es oscuro porque invades la mente, puedes convertir los sueños en horribles pesadillas. Todas las sacerdotisas como lo señaló la profecíade Luna, pueden ser tentadas por el mal, y podrán elegir, pero tú siempre andarás con un pie en la luz y el otro en la oscuridad.

En este punto definitivamente deseaba volver a casa, al foro, y las cosas normales de siempre, estaba realmente asustada.

-¿Porqué de todas yo sola tengo que ser la oscura? Ese estúpido de Iquelo, espero que no me vean feo por ser la sombría – dije con tristeza.

Acheronse acercó a mí, colocó una mano en mi cara, estaba muy cerca.

-Solo hay una sacerdotisa descendiente de Iquelo, pero también existe un guardián, no obstante la oscuridad los afecta de forma distinta. El no tiene tus poderes pero puede hacer otras cosas y es más vulnerable a ser arrastrado a la oscuridad.

-¿Quién es? – inquirí, la curiosidad quemaba dentro de mi.

Acheron me miró, sus intensos ojos azules provocando variadas y exquisitas sensacionesa mi cuerpo.

-Ilya– fue su respuesta – Leroin y yo confiamos en Luna para encargarse de esa partede él.

No sabia que decir, yo no había reparado mucho en el guardián de Luna, solo era guapo como todos pero más allá de eso, no lo había detallado.

-¿Contra que luchamos Acheron?, ¿cuál se supone es nuestra misión? – el mal humor comenzaba a surgir dentro de mi, esto empezaba a afectarme.

-Oniros, así se llaman, viven en los sueños, se alimentan de las energías de las personas, y pueden poseer sus cuerpos para vivir en el mundo físico, por eso los entrenamientos contemplan tanto la parte física como mental, la lucha no será solo mientras duermen. Creo que con esta información basta para que te concentres en tus entrenamientos, debemos trabajar en incluirme en tus sueños, aunque es poco probable que los oniros te hagan daño, pueden llevarte completamente a la oscuridad, pero no matarte, Iquelo era el jefe de los oniros, de algún modo los controlaba. Debes aferrarte a mí para mantenerte lejos de la oscuridad, claro yo actuaré como tu guardián, solo eso.

No se porque me lo aclaró, no se me ocurría otra manera de verlo, además de guardián, ahhh eso no era cierto, me encantaría verlo también desnudo.

-Vamos a tu habitación – se levantó me extendió su brazo y comenzamos a caminar hacia mi habitación, de pronto, quise probar la magnitud de mi poder, me detuve en la entrada de la habitación de Pame y Jazce.