domingo, 25 de septiembre de 2011

Tomada por un Ángel

Hellooo, como estan todos??
espero que hayan tenido un buen fin de semana, raro en mi estar por aqui un domingo, jajajaja
bueno hoy les traigo una historia que escribi para un Concurso en el Blog Libros en el Sotano
llamado The Picture Keys, asi que aqui se lo dejo
espero que les guste
besos ^^



Iba con las llaves en la mano y a lo lejos pude escuchar el sonido del teléfono recorrí la distancia que me faltaba pero antes de poder introducir la llave se me cayó al piso maldecí y la recogí, podía seguir escuchando el teléfono por fin pude abrir la puerta y me aventuré hacia él pero al llegar a la sala dejó de sonar.

-Maldición, sabia que no tenía que haberme detenido-en el siguiente segundo volvió a sonar el teléfono. –Bueno…

-¿Se encuentra la Srta. Liliana Ramos? le hablamos de Stetson Agency.

-Si, dígame ella habla.

-Queríamos saber si estaba disponible para hacer una sesión de fotos.

-Si, por supuesto ustedes nada más díganme para cuando y yo preparo todo.

-Estamos un poco cortos de tiempo, le parece bien dentro de dos días ya que estamos tratando de que el modelo principal nos apruebe las últimas cosas.

-Claro, ahí estaré.


-Nos alegra muchísimo poder contar con ustedes, nos vemos dentro de dos días-me quedé ahí todavía con el teléfono en la mano pero no me podía mover, no podía creer que lo hubiera conseguido solté el teléfono y me puse a gritar y a saltar por todo el departamento era increíble que me hubieran dado esta oportunidad había tomado muchas fotos en toda mi carrera pero esto era muy diferente nunca he tomado fotos a modelos hombres y menos como esta agencia quiere, quería experimentar con algo un poco más atrevido mis fotos han sido muy suaves, pasteles, románticas, que te roban el corazón por eso me habían puesto el nombre de “Tomada por un Ángel” pero ya estaba harta de eso quería dar otra imagen y con esta iba a dar un giro radical pero ahora me ponía a pensar si no tenía que empezar un poco más sutil como hombres con ropa pero ya no podía hacer nada esta Campaña de Ropa Interior la tenía que hacer, lo que me alegraba era que solamente era un modelo y no un montón. Empecé a preparar las cosas para tomar nota de lo que me faltaba y lo que tenía que comprar mañana, por suerte tenía casi todo y solo por precaución compraría un par más lo que más pánico me daba era el modelo que tenía que fotografiar pero esperaba que no se me notara. Me desperté justo antes que sonara la alarma tenía todo listo así que me fui a arreglar, comprobar de nuevo que nada me faltara y rezar porque todo me saliera bien, llegue a la agencia, tomé un poco de aire y entré por las puertas todavía me seguía sorprendiendo ese lugar y no podía imaginarme porque me habían seleccionado a mi pero eso era lo de menos, hoy iba a hacer mi mejor trabajo e iba a superar esto de ahora en adelante ya no me llamarían más puritana ni santa, eso esperaba.

-Buenos días, soy Lily la fotógrafa para la campaña de hoy.

-Espérenme un segundo, ¿Liliana Ramos?

-Si, esa misma todos me llaman Lily para no ser tan formal.

-De acuerdo Lily puedes pasar por esa puerta y veras los camerinos y el espacio donde puedes instalarte y podrás ver donde será la sesión para que vayas haciendo lo que ustedes los fotógrafos hacen.

-Muchas gracias-caminé por donde me indicó, el set era impactante, jamás había estado en un lugar así, me sorprendió que no fuera tan rústico pensaba que como era una sesión de fotos en ropa interior sería algo diferente pero no había nada fuera de lo normal no se que esperaba si látigos o algo así creo que nadie llegaría tan lejos, mi imaginación seguía volando.

-Srta. Ramos-me giré y vi a un hombre muy joven, guapo, alto, musculoso, ojos verdes estaba segura que él sería el modelo pero para mi sorpresa no fue así. –Por hoy soy el que está a cargo de esta campaña espero que no haya ningún problema. ¿Que le parece el lugar?

-Bueno soy nueva en esta área pensaba que sería más… como decirlo.

-¿Intimidador?

-Puede ser.

-Pues no, somos gente normales lo que hacemos esto, pero debes saber que con el modelo debes tener mucho tacto ya que es él a quien la revista quiere así que tenemos que hacer todo lo posible para que sea feliz, aunque es un poco serio, mandón, sabe hacer su trabajo, no creo que haya ningún problema-primera vez que trabajo en esto y me toca un modelo así pero ya me había metido en esto y el no iba a poder contra mi.

-¿Quien es…-no pude terminar de hacer la pregunta ya que lo vi con mis propios ojos, oh dios sabía que esto no iba a ser fácil y teniéndolo de frente muchísimo menos, era Andrew Cooper, ese modelo británico de ojos azules, cabello castaño y su metro ochenta y cinco de estatura, ahora mirándolo de cerca sabía que estaba perdida. Venía acercándose a nosotros, sabía que me había reconocido pero ya no podía hacer nada solo me seguía repitiendo en mi cabeza “solamente es un hombre y es un modelo” una y otra vez.

-Pero mira a quien tenemos aquí si es nada menos que mí querida Ángel voy a ser el afortunado de ser Tomado por un Ángel- lo dijo con una expresión entre picardía y lujuria que siempre conocí.

-Andrew, no sabia que habías regresado-me miró a los ojos y por un momento pensé haber visto arrepentimiento pero sabía que me equivocaba ya que cuando lo miré de nuevo su mirada dura y de piedra seguía ahí.

-¿Se conocen? Me parece fantástico así será mucho mas fácil y saldremos más rápido de esto-lo llamaron y con eso se fue dejándonos solos a Andrew y a mi.
-Tenía tiempo que no sabia nada de ti, solo veía por las fotos que no te iban nada mal, todas decían “Tomada por un Ángel” me pareció muy gracioso cuando empezaron a llamarte así, están tan equivocados respecto a eso.

-¿Lo último que supe de ti es que estabas preso o eso era mentira? Un marido furioso casi te mata por meterte con su mujer-se quedó callado y no me dijo mas nada. –Si me disculpas tengo cosas que hacer-y así pude alejarme de él, esto no iba a ser nada fácil sentí su mirada en mi espalda pero no me giré, Andrew y yo habíamos tenido nuestra historia y casi podíamos decir que habíamos empezado juntos, él fue el que me convenció para que siguiera mis estudios de fotografía ya que siempre estaba tomándonos fotos de nosotros en todos lados y no entendía que siendo tan buena lo hubiera dejado, así que volví a inscribirme, nuestra relación iba viento en popa y nos llevábamos muy bien, en mis clases muchas veces necesitábamos modelos así que Andrew posaba para mi y el estaba encantado que no utilizara a nadie más, con él empecé a tomar fotos al desnudo y en ropa interior pero cuando empezó a surgir en el mundo del modelaje una fotógrafa no estaba a su altura, necesitaba gente que se moviera en su mundo y por supuesto salir con esas super modelos así que nuestra relación llegó a su fin para mi fue muy difícil salir adelante pero me propuse terminar mi carrera olvidándome por completo de los desnudos y ropa interior, tomaba fotos de otras cosas como la naturaleza, animales, familia, cualquier cosa que no tuviera que ver con desnudos de hombres, así que me dediqué a otras cosas hasta que quise intentarlo de nuevo empezando con los de ropa interior y con lo que me encuentro que el pasado viene a burlarse de nuevo de mi. Terminé de arreglar mis cosas y poner todo en su sitio para cuando lo necesitara estuviera a mano, cuando todo estuvo listo Andrew y yo nos volvimos a encontrar empezó a quitarse la bata que traía puesta y pude estar segura que todas las mujeres en el set contuvieron el aliento, tenía un cuerpo espectacular y seguía teniéndolo, escuché un suspiro colectivo y al verlo a los ojos sabía que él disfrutaba de cada momento.

-Entonces Ángel, ¿lista?

-Por supuesto Andrew solo déjame enfocar esto bien y podemos empezar, es decir, puedes empezar con lo que tú sabes hacer.

-Claro-tomé unas cuantas capturas antes de centrarme en él.

–Haz tu magia-le dije suavemente y ahí empezó todo, pude ver que no la había perdido y que era muchísimo mejor de lo que recordaba. –Ve un poco más despacio-podía sentir su energía sexual pero no sabía si era así siempre aunque al principio conmigo era así pero lo adjuntaba a que teníamos una relación, ahora no estaba segura si para él solamente era un juego, aunque de algo estaba segura, estaba volviéndome loca. –Para un minuto, necesito cambiar esto-todas las personas (mujeres) se le fueron acercando para atenderlo por si le faltaba algo, cambié el rollo y el lente, estaba acalorada y necesitaba tomar algo, me dirigí hacia la mesa donde estaban las botellas de agua y agarré una, cerca de ahí estaban unas chicas comentando.

-Lo he visto miles de veces pero sigue impresionándome como si fuera la primera vez.

-A mi igual y al parecer tiene un contrato fijo con esta agencia, dejó el trabajo en New York para quedarse permanente aquí pero no sabría el porque, New York, es New York y no lo cambiaria por nada.

-Y lo mejor es que está soltero-me terminé la botella y agarré la cámara de nuevo, no entendía porque dejaría New York si allá tiene más oportunidades pero era su vida y nunca lo entendí completamente. Me acerqué para tomar mi puesto de nuevo.

-¿Estas listo?

-Claro, aunque sabes Ángel podrías decirme algo para motivarme estas muy callada y a mi me gustan que me hablen cuando estoy posando.

-Sabes muy bien como hacerlo y no creo que necesites que alguien te hable, pero si lo necesitas de verdad aquí hay muchas mujeres que estarían encantadas de hablarte-miró alrededor con una mueca y no dijo más nada, empecé a tomar las fotos de nuevo, pasaron dos horas más y las personas empezaron a salir y a entrar, después de unos minutos di por terminada la sesión. –Creo que eso es todo-se acercó corriendo el encargado.

-¿Estas segura?, porque podrías hacer más.
-No, yo creo que son suficientes, además estoy segura que algunas de las que tomé son perfectas para lo que ustedes necesitan.

-Pero…

-Mitch, déjalo así si ella dice que terminamos, terminamos además estoy agotado y hambriento, me imagino que ella también lo estará así que por hoy es suficiente-luego de eso se dirigió a mi. -Después que reveles las fotos nos podremos dar cuenta si tenia razón o no, además yo no me voy a ir-dijo la ultima parte con énfasis como si eso era importante que se supiera.

-Trabajaré con las fotos ahora, así que a más tardar mañana en la tarde puede tenerlas listas en su escritorio, no se preocupe y confíe en mi cuando le digo que se que la foto que quieren para esta campaña ya está tomada-les sonreí y termine de recoger mis pertenencias pude ver que todo mundo hacia lo mismo e iba saliendo del lugar, no me di cuenta que había un completo silencio hasta que sentí una sombra enorme al lado mío, mire hacia arriba y lo vi ahí parado en su metro ochenta y cinco.

-Me preguntaba cuando te ibas a dar cuenta de mi presencia, estabas tan ensimismada que no te has dado cuenta que ya todo el mundo se ha ido y solo quedamos tu y yo-y con eso me sacó de mis pensamientos y me puse a mirar a mi alrededor y tenía razón no había ni un alma por aquí.

-Bueno, yo también ya me voy así que te quedaras tú solo.

-Lily-me llamó suavemente y me tomo del brazo, girándome hacia su cuerpo.

-Andrew, ¿que haces?

-Necesitaba esto.

-No lo vas a conseguir de mí, así que suéltame ahora mismo.

-No, no quería decir…
-¡Suéltame!-grite un poco y con eso me soltó rápidamente y se alejó un poco.

-Quería hablar contigo.

-No tenemos nada de que hablar.

-Ángel, permíteme explicarte algo.

-Andrew, deja de llamarme así y si quieres hablar será mañana cuando termine este trabajo pero no hoy-con eso me alejé y me dirigí hacia mi departamento, me encerré en el cuarto para revelar las fotos y no era por alabarme pero estaban increíbles y Andrew se veía demasiado sexy, antes cuando tomaba las fotos no me había dado cuenta pero la mirada de él era como si quisiera decir miles de cosas como si quisiera que me diera cuenta de algo pero no podía ser cierto, ya me había dejado llevar una vez por estos sentimientos y no lo volvería a hacer. Me quede despierta hasta la madrugada para terminar de revelar todas las fotos y al acostarme soñé con Andrew, me desperté al mediodía y me arreglé para dirigirme a la agencia nuevamente, me dejaron pasar rápidamente ya que me estaban esperando.

-¿Qué tenemos?-le enseñé las fotos y les encantaron. –Perfectas, era lo que estábamos buscando. Andrew tenía razón al decirnos que te seleccionáramos a ti para esta campaña-eso me dejó en shock pero ellos no se dieron cuenta, todos me empezaron a felicitar diciéndome que esperaban que trabajara con ellos nuevamente, al salir de las oficinas me dirigí hacia los camerinos y esperaba que estuviera ahí. Toqué la puerta en la que estaba su nombre y escuché su voz permitiéndome pasar, me miró pero no le di tiempo para que me hablara.

-¿Por que lo hiciste?-maldijo en voz baja.

-No te tenías que enterar.

-Dime por qué.

-Eres fantástica Ángel y quería que tuvieras esta oportunidad.
-Pero…

-Quería que pudiéramos arreglar nuestras diferencias, volver a empezar.

-Todo acabó.

-No, no me voy a ir de aquí, antes era un infantil, un inmaduro que no sabía nada de la vida pero ella me ha dado golpes y he aprendido por las malas pero en la única persona que siempre puede pensar fue en ti, mejorar para ti, ser un buen modelo, salir adelante, todo lo hice para regresar a tu lado con la frente en alto y pedirte esta oportunidad.

-No puedo…

-Claro que puedes, ambos nos hicimos daño, ninguno fue perfecto, pero aquí estamos de nuevo después de vivir nuestras vidas por separado, de madurar, de hacer lo que nos gustaba de nuestra profesión y volver a nuestro punto de partida juntos-suspiró lentamente. -Lily, déjame amarte de nuevo-y con eso último se acercó y me beso, fue suave y paciente, pero cuando vio que no lo iba a alejar agarró confianza y me acercó más a su cuerpo, el beso terminó siendo uno con toda la pasión y el amor que teníamos guardada. Nos separamos lentamente y le vi en su cara la sonrisa de oreja a oreja, viendo que sus ojos volvían a brillar.

-Te juro que si me vuelves a lastimar, tu carrera irá en picada.

-No te preocupes Ángel que a pesar de tus amenazas, te sigo amando-no me quedó más remedio que sonreírle también.

-Yo también te amo Andrew.

-Creo que definitivamente si fui “Tomado por un Ángel”-me eché a reír.

-Ni lo dudes-y nos volvimos a besar.


FIN



Para ver todos los relatos pueden ir al Blog Libros en el Sotano  y votar por el que más les guste.



Safe Creative #1109280160004