domingo, 10 de octubre de 2010

Capitulo 20-Parte 2

Por Luna
Después de un breve momento Angie fue la primera en hablar:
-Chicas esto esta muy…pero muy raro, ¿desde cuando somos descendientes de sacerdotisas?
-No lo se yo también estoy preocupada y en cero-dice Sid.
-¿pero será cierto? ¿Que garantía tenemos, de que nos estén diciendo la verdad?- pregunto Ivonne y supuse que este era el momento para contarles-
-Esto…chicas hay algo que debería contarles.- me quedaron mirando extraño nuevamente pero todas se sentaron a escuchar, les relaté mis sueños aunque el ultimo lo cambié un poco y podía ver las expresiones de cada una, sabía que era difícil de entender, pero lo revelado en mi ultimo sueño nos permitía creer un poco mas la historia de Charly.
-Luna como así que no recuerdas sus últimas palabras.- no entiendo, me dice Tati.
-Es que…ejem…como decirlo…me entretuve en otras cosillas…-
-hay lunisssssss que te pasó...Cuenta…jajajajajajajja- me dijo Jazce lanzándome una almohada al mismo tiempo que Sher.
-jajajaja nada malo chicas…al contrario créanme demasiado bueno-
Jajaja jajaja todas nos echamos a reír fue bueno hacerlo, nos ayudo a relajarnos un poco.
-Bueno me gusta eso de que haya un chico para cada una para protegernos…así que bien o mal podríamos aprovechar- todas nos quedamos mirando a Ivonne incrédulas - bueeeenoooo no me miren así, siempre hay que mirar el lado positivo a las cosas. Mejor nos vamos a preparar para la cena, ya se nos ha hecho tarde.-
Nos colocamos de pie todas, sin pensarlo habíamos pasado todo el día hablando, parecía que estuviéramos en el foro, haciendo paginas tras pagina con tanto hablar, pero la pasábamos bien. Por ultimo acordamos vestirnos sencillas pero casuales a la cena, que se serviría mas temprano según nos enteramos porque habría una actividad mas tarde.
Me di un bañe me arreglé y baje con mi Manis a cenar, después de esta nos dijeron que el postre sería una sorpresa, así que nos hicieron pasar, a una sala amplia con sillones y muchos cojines donde acomodarse.
En esos momentos las puestas de la sala se abrieron de par en par y entraron como en una marcha de desfile o presentación con un postre en la mano y una flor en la boca, Hombre…siiii, me escucharon bien…hombres guapos vestidos en pantalón de franela y camisa amplia, que dejaba ver sus maravillosos cuerpos, se acercaron a cada una y le entregaron un postre con la flor acompañado de un beso en la mejilla.
Estaba tan embobada viéndolos que no me di cuenta que nadie se había acercado a mi. Charly que incluso el mismo estaba metido en el desfile y le había entregado el postre a Perla, se acerco a mí y me entrego una rosa, mi postre pero además una nota con una bella caligrafía que decía:

Mi hermosa Luna discúlpame no poder estar hay en la presentación de la hermandad…pero promesa es promesa te dije que conocerías mi nombre y a mí esta misma noche…espérame.
Con amor,
Ilya..

Sonreí y le di las gracias a Charly por hacerme llegar la nota, las chicas se quedaron hablando con los chicos de la hermandad y mientras se presentaban a todas logre grabarme alguno de sus nombres, Bones lo vi acercarse a Ivonne, Rhage a Sher, Acheron a Roxi, Alexander a Jenny, Julián con Tati, Alan con Naxi, adrian con Evary, así que para no molestarlas salí al balcón para tomar aire fresco.
Al rato se me acercan Pame, Vero y Roxi y me dicen que Charly ha anunciado que en una hora habrá un baile en el salón Majestic, de aquí de la mansión y que nos arregláramos.
-Dice que no nos preocupemos por vestuario que en nuestras habitaciones ya esta solucionado el problema-Mencionó Roxi.
- No crees que es maravilloso luna…un baile.-dice Vero.
-Será fabuloso- Pame dice muy emocionada.
-si, creo que ciertamente lo será- les dije tratando de mantener mi preocupación por fuera.
Cuando regresamos al salón los chicos se despedían para irse a arreglar y antes de que subieran las chicas las llame y les dije: -Escuchen chicas, se que les agrada la idea del Baile y no quiero asustarlas, pero recuerden que estamos aquí por un motivo y no hay que olvidarlo. Solo les pido estén muy atentas porque presiento que en ese sueño pasará algo, así que no se distraigan y estén atentas- cada una asintió y se retiró a las habitaciones. El grupo con el que había hablado anteriormente me quedó mirando, como esperando confirmación si este era el baile del que mi sueño me hablo, solo puede decir:
-Es lo más Probable.-
-vamos hay que arreglarnos, se hace tarde-dijo Ivonne.
Llegando a la habitación Shuk ya se había duchado y tenía un hermoso vestido tendido sobre su cama, este era de época, corte largo pero muy hermoso, cuando cerré la puerta me miro, con conocimiento sobre este baile y el sueño.
-¿Es este baile, cierto?-
-Eso creo.
No me dijo mas nada siguió arreglándose mientras me di una ducha, cuando salí ya estaba lista, se veía hermosa con su cabello liso suelto, me encantaba su estilo.
-Mana estas woww-
-Gracias.
-Te cuidas, por favor.
-Lo haré. ¿Te demoraras?-
- no adelántate me arreglo y bajo.
-Este bien.-
Me tome mi tiempo en arreglarme tal cual recordaba estaba en el sueño, no se porque pero tenía la sensación de que yo debía hacer que el sueño se cumpliera lo mas parecido a como se me mostró, así que decidí seguir mis instintos.
El vestido era exactamente igual, salí de la habitación ya las chicas estaba allá, cada una con su chico, llegue al salón pero no entre mire desde afuera y la decoración era igual, todo era así como ya lo había visto. No se cuanto tiempo pasó pero no me di cuenta de nada hasta que alguien beso mi hombro y me susurro al oído palabras conocidas ya por mí:
Te escondes durante el día, pero la noche siempre llega y tu mi hermosa luna sales de entre las nubes con tu plateado fulgor a iluminar mi andar…tus rayos me pertenecen bella luna…siempre te esperare.
-Ilya-Fue lo único que pude susurrar, siempre tenía el talento para paralizarme así.
-Ciertamente me gusta mas Mi sol, me hace sentirme tan tuyo como tu lo eres mía.-
-No reclames a lo que no tienes derecho, tú y yo no nos conocemos.-dios esa voz hacia estragos en mi cuerpo, no se como logre decir lo que dije.
-Tal vez no en este mundo, ya que recién puedo llegar a cumplir mi misión. Relájate Luna solo se que debemos hacer cumplir ese sueño mostrado lo mejor posible, niégame que tu también lo sientes.-
No podía y el lo sabia. Se paso por delante de mí, hizo una venia-¿Me concedes esta pieza?-sonreí y le conteste haciendo mi inclinación – Claro, encantada.-
Bailamos en el centro de la pista un vals suave, de reojo miré a las chicas que estaban con sus guardianes, pero en realidad no les preste tanta atención, porque mi mente estaba concentrada en algo…mejor dicho alguien…Ilya.
Estaba hermoso, pantalón clásico de época y la camisa cuello en “v”, abierta en la parte de adelante me dejaba ver parte de su cuerpo…Dios este hombre me enloquecía, mi mente no razonaba estando cerca a el. Mi mirada seguía vagando hasta que me encontré con sus ojos ahora sin antifaz, color miel, tan claros que me reflejaba en ellos, su rostro tenia facciones marcadas, pero era hermoso, estaba sin palabras.
-Ilya-logre centrarme un poco y preguntarle- ¿que esta pasando Ilya, y más aun tu oscuridad, que tiene que ver con todo esto?
-Sabía que eras muy intuitiva y que te darías cuenta que algo no esta del todo bien en mi, pero no te puedo decir nada acerca de eso pues ni yo mismo se que papel juega lo que hay dentro de mi, solo se que esta hay y necesito estar cerca de la luz para que no me consuma. Luna tu eres esa luz, o por lo menos me acercas a ella, me mantienes cuerdo.-
-No Ilya, como puedo ser algo así si no nos conocemos, es imposible.-
-Luna, el mundo de lo sueños es tan real y existente como tu o yo, y no lo niegues allá hemos compartido demasiado, ¿Recuerdas tu Promesa?-
-si.-
-¿y la cumplirás?-
Dudé.
-Luna mírame, ¿La cumplirás?-
Levante la vista y mire sus ojos, allí vi lo mismo que en mi sueño, ese sentimiento que movía de sobremanera los míos.
-Si, la cumpliré- y entonces se acerco y me besó, ese beso fue la gloria, había fantaseado con el todo el día, era tierno y exigente a la vez, me daba dulzura y a la vez quería absorber todo de mí.
Cuando ya nos faltaba la respiración se separo de mi y colocó su frente con la mía.- Te quiero Luna, te quiero porque te conozco desde el mundo de los sueños, provengo de ese mundo y allí no se puede Mentir, esta prohibido.-
En cuanto escuche sus palabras, sentí un escozor en mi palma derecha, la levante y mire, esta vez si pude ver la marca era un sol acompañado de la luna...


y no supe mas pues la oscuridad me reclamó.

Cuando desperté estaba acostada, en una de las habitaciones principales, supongo pues era una cama enorme, y no se parecía en nada a la habitación que ocupaba antes. Estaban todos dentro de la habitación esperando a que despertara supuse.
-¿Que ha sucedido?-
Todos se giraron para verme y concentrarse en lo que decía. Ilya que estaba arrodillado a mi lado fue el que hablo:
-Proclamaste la Profecía, como aun no estas entrenada tus energías se drenaron por eso te desmayaste.-
-¿Profecía? Ilya de que me estas hablando, no entiendo nada.-
-El mundo de los sueños tiene una profecía que debía ser proclamada por alguna de las Sacerdotisas de los sueños, en este caso tu has sido la encargada.-
-Genial, ahora soy la voz parlante del mas allá-
Escuche como las chicas se reían.
-Veo que conservas tu buen humor Lunis- me dijo Ivonne.
-Pues si, eso trato. ¿Por cierto que decía la profecía?-
Se quedaron mirando y fue Charly quien Hablo:


Estas cosas hay que decir
Quiénes tienen los dones de los lenguajes nocturnos
Que caminan entre dos mundos
Manteniendo las líneas unidas como son.

Todas ellas acompañadas de un guerrero
Guardián de los sueños y sus hablantes
Hermanos ellos
Entrelazados en lealtad

El control de los elementos
Sobre aire, tierra, fuego y mar
a cada una se les otorgará
Busquen su don, Busquen su valor
Entrénenlos y desarróllenlos.

Cuando el mal se alce
Y no se pueda evitar
Que decisión tomaras…
Mal o bien
Libre decisión tendrás

Elige bien
Que solo el amor
Te guiará..

-¿Que haremos?-Preguntaron las chicas.
-exactamente lo que dice la profecía a entrenar y encontrar su don-Respondió Charly
-Ok esto se pone cada vez mejor- Dije dejándome caer, nuevamente en las almohadas.