sábado, 15 de enero de 2011

Capitulo 28

Por Rocio
Me encontraba en un pasillo, podía ver la tenue luz salir de una habitación por la puerta entre abierta, parecía que estuviera dentro de una de esas películas viajes en blanco y negro, todo era gris y misterioso.
Me asome con cuidado, no escuchada nada con el corazón tronando en mi pecho. La paredes de la habitación estaban con forradas de estantes repletos de libros. Parecía una biblioteca hasta donde podía ver, no había mucha luz por lo cual mi vista era muy limitada.
Un hombre sentado sobre un sillón hablo con voz profunda pero no podía entender que decía. Me acerque un poco más para escuchar y entonces vi que no estaba solo, había alguien más en la habitación. La otra persona era un hombre visiblemente más joven que el hombre en la silla, tal vez 20 o 25, su pelo oscuro era la único que podia ver, ambos se encontraba de espaldas a mí.
Debes encontrar la llave. El hombre de la silla le decía al más joven. Es de suma importancia que la encuentres, estamos atados si no la tenemos.
Entiendo pero como sabré donde encontrarla? dijo el joven.
Lo sabrás. Esta misión solo puedo comendártela a ti, solo en ti confió y nadie debe saber lo que busca porque si cae en manos equivocadas toda la misión se vendría abajo.
Entiendo maestro, dijo el joven.
Una cosa más, debes encontrar la llave pronto, el tiempo se acaba y una guerra está por comenzar. Dijo el hombre en la silla
Un sacrificio es necesario, mientras la luna de sangre este en lo alto, la puerta se mostrara. El hombre recito como si fuera una rima o algo así, tenía un libro en sus manos. La cubierta era negra como piel con letras y símbolo en la portada, tenía la vaga sensación que los había visto en algún lado.
El reloj de arena ya comenzó. Fuero las últimas palabras que el hombre dijo antes que todo se volviera negro.
Desperté sudando por un momento no supe donde estaba hasta que naxi mi compañera de cuarto la cual me miraba con cara de preocupación pregunto:
-Que sucede? Te encuentras bien, has estado muy agitada?
-Si- le dije levantándome de la cama. Me fije que ya esta vestida para entrenar.
-Que hora es pregunte
-Tarde- respondió Nax. -Vendrás conmigo al entrenamiento?-.
-No. Creo que me daré un baño y bajare a dar una vuelta. Respondí. Necesitaba pensar sobre el sueño.
-Está bien te veo luego dijo y con eso salió de la habitación dejándome sola con mis pensamientos. Quien eran ellos? Que significaba eso del sacrificio? Sus palabras todavía rondaban por mi cabeza.
Desperezándome me levante, me duche y me vestí con unos pantalones cortos, aunque lo de corto no les hacia justicia, un jersey blanco faja y botas.
Cuando estuve lista a dar mi paseo. Me dirigí a los jardines, todas hablaban de los hermosos que eran.
Pensaba en el sueño y en todo lo que había sucedido hasta ahora…
Todo era muy confuso, era tan extraño que todas estuviéramos reunidas, no es que me queje, estoy encantado por que por fin las conozco en persona pero aun así algo no termina de caer, no solo el hecho de darnos cuenta de lo que éramos sino también que muchos dependían de nosotras, es una gran carga. En lo personal estaba en la etapa de negación se que cosas rara nos han pasado pero no soy muy creyente de esas cosas místicas, pero luego de ver lo que hemos pasado estoy empezando a cambiar de opinión.
Habíamos sido informadas de nuestra misión, y conocimos a las personas que nos ayudarían, nuestros guardianes. Cada mañana nos levantábamos a entrenar, no solo físico sino también nuestros poderes o al menos las que los tenían, yo en particular no tenía algo especial como las demás chicas además de que mi guardián no había aparecido así que me dedicaba a ver a las chicas entrenar.
Seguí pensando hasta que mientras pasaba por unas estatuas vi a un hombre justo al otro lado de donde me encontraba. Parecía estar buscando a alguien, desde mi posición medio escondida por los arboles no me podía ver, pero había algo conocido en el. Doblo en una esquina por el laberinto de arboles y le perdí de vista me moví para seguirlo llena de curiosidad cuando alguien dijo.
-Buscabas a alguien? me di la vuelta con el corazón latiendo muy rápido.
-Me has asustado dije al desconocido.
-No deberías estar entrenado me pregunto.
-No. le respondí al parecer mi guardián no ha dado señales de vida, así que estoy gastando el tiempo, dije sarcásticamente.
Me miro con arrepentimiento en el rostro.
-Así que tu eres Roció. Dijo con algo de vergüenza. Me examino detenidamente deteniéndose en unas partes más que en otras.
-Si, le dije poniendo mis manos en la cadera sintiendo la exasperación creciendo en mí por su escrutinio.
-Y tú eres? le pregunte.
-Tu guardián contesto. Leo.
-Aahh tu eres mi guardián pensaba que ya no iba a aparecer. Conteste con furia.
-Bueno algo me retuvo pero se acabaron las vacaciones empezaremos tu entrenamiento mañana temprano. Dijo muy tranquilo y con eso desapareció de mi vista.
Estaba que echaba chispas cuando llegue a mi habitación. Naxi ya estaba ahí.
-Parece que no has tenido un buen día dijo
-Pues no dije mi misterioso y escurridizo guardián apareció por fin.
-En serio exclamo emocionada naxi. Como es?
-No se- le dije -no me fije en el pero el sí que se fijo en mi! Dije indignada.
Naxi rio a carcajadas. -Y que esperabas con la ropa que llevas puesta pregunto.
Mire hacia abajo, a mis ropas.
-Que tienen de malo dije
-No me malinterpretes, te ves fantástica pero muy provocativa, comento aun riendo.
-Eso es exagerado, solo son algo cortos.
-Algo?? Exclamo naxi.
-Está bien! está bien! Da igual el es un idiota! Ni siquiera me dio una explicación o se disculpo por dejarme plantada todo este tiempo!
-Bueno olvídalo a lo mejor no vale la pena. Mejor vístete y vamos al bar con las demás. Ha sido un día muy largo. Dijo
-Perfecto. Me dirigí al vestidor para cambiarme.
Nos pusimos unos fabulosos trajes.
Bajamos al bar donde encontramos a todas las chicas con sus guardianes. Naxi se reunio con el suyo mientras yo los seguia. Despues de un par de martinis mi humor era diferente, hablamos y nos divertimos, hasta que vi a mi guardian vigilarnos desde unas mesas de distancia.
-Mira le dije a nax para indicarle donde el se encontraba. Ahí esta mi irresponsable guardian dije molesta.
Nax practicamente lo devoro con la mirada.
-No me dijiste que era tan guapo dijo.
-No es para tanto dije el tuyo es mas guapo.
-Bueno eso es cierto respondio ella pero aun asi es un lindo.
-Como sea dije tratando de parecer indiferente.
El se acerco al grupo. -Que tal la estan pasando chicas pregunto con su mirada fija en mi. Todas contestaron con sonrisas, excelente dije y ese milagro que nos honras con tu presencia leo dije bruscamente.
Nax me dio con el codo. -Ay exclame adolorida. Deja de ser tan grosera dijo en un susurro.
-Chicas les presento a mi guardian dije recomponiendome. Leo.
El las saludo a todas.
-Pero por que has dejado tanto tiempo solo a nuestra rocio pregunto Jaz?
-He estado en una busqueda importante contesto el.
Algo en mi cabeza hizo clic. Sus palabras sonaban tan conocidas para mi.
-Nax le susurre necesito hacer algo justo ahora le dije.
-Esta bien te acompaño Nax contesto. Nos escabullimos sin que nos notaran y mientras volviamos a la habitacion le le conte sobre el sueño que tube y mis sospechas.
-Entonces piensas que algo anda mal me pregunto? Si conteste. Sigo pensando que lo he visto en algun lado dije y tengo que averiguarlo dije.
-Que tienes planeado pregunto nax?
-Es hora de una mision de espionaje dije con una enorme sonrisa en mi rostro.

Nos cambiamos los vestidos por algo más cómodo para la misión.
Salí con pantalones oscuro botas altas y una camisa negra con letras plateadas que decían: good girls dont spy!
Naxi en cuanto me vio no paro de reír. -No crees que estas siendo un poco obvia pregunto señalando mi blusa.
-Claro que si dije ahora vamos.
Recorrimos la mansión por varios minutos sin encontrar nada, me estaba desesperando hasta que llegamos a un pasillo que parecía extenderse sin fin.
-Creo que estamos cerca dije. Había una puerta con un símbolo pequeño en medio aquí es dije.
-Esta cerrada dijo naxi ahora que?
-Hay que abrirla, pero como dijo naxi
-Déjame a mi dije gire la manilla y la puerta se abrió con un clic. Ambas miramos extrañadas, entramos a la habitación parecía mucho a la de mi sueño pero algunas cosas estaban cambiadas como los muebles.
Registramos la habitación en busca de pistas pero no encontramos nada.
-Hay que irnos dijo nax algo no está bien dijo aquí no hay nada.
Cuando me voltee capte el reflejo de algo en una parte de los estantes estaba el mismo pequeño símbolo de la puerta, lo toque se abrió de la estantería un escondite entre los libros.
Me acerque y justo ahí estaba un libro de cuero negro cuando lo tome me recorrió un escalofrió, era como un dejavu.
En ese momento escuchamos pasos viniendo.
-Tenemos que salir de aquí ahora dijo naxi.
Nuestra única salida era la ventana. Estábamos en el 2 piso, abajo habían unos arbusto
-Hay que saltar dije.
-Que! estás loca me dijo nax.
-Si le dije la agarre del brazo y saltamos juntas pero no caímos como pensábamos estábamos a escasos centímetros del suelo como levitando en el aire. Luego caímos en los arbustos.
Nos levantamos dolorosamente.
-Recuérdame no seguirte otra vez me dijo nax. Que demonios fue eso?
-No tengo idea, vamos le dije.
Volvimos al bar donde se encontraban las chicas cuando no vieron entrar quedaron sorprendidas, que les paso preguntaron, solo ahí me fije de cómo nos veíamos, algo sucias y con ramas y hojas en el pelo.
-No importa dije miren lo que encontramos mientras ponía el libro en la mesa. Los símbolos eran extraños.
-No sé lo que dice exclamo sher.
-Ninguna dijo Ivonne
-Yo si dijo naxi todos la miramos no sé cómo o porque, pero lo veo en sueños y sé lo que significa dijo.
-Justo aquí señalo un grupo de símbolos, dice un sacrificio es necesario a la luz de la luna de sangre, un portal se abrirá, sin la llave nadie entrara.
-La clave de ambos mundos deberá encontrar. Que se supone que significa eso dijo luna ahí es cuando aprecio Leo
-De donde sacaron eso exclamo.
Todo me golpeo de un solo como un rayo, esas palabras... Ahí lo comprendí!
-Tú! grite eras tú dije. Mirando a Leo.
-El de mi sueño eras tú! El me miraba sorprendido.
-Puedes explicarnos que significa. Quiero la verdad ahora!
-Y que es eso de un sacrificio, nadie dijo nada de eso, exclamo Sher.
Leo nos miro a todas, sabía que no tenia escapatoria no había forma que saliera vivo de ahí si no decía la verdad.
-Está bien dijo pero debemos irnos de aquí!

Salimos del bar y fuera de la mansión rumbo a los jardines.
-Que hacemos aquí pregunto Luna.
-Aquí nadie nos escuchara dijo leo, la casa está vigilada constantemente.
-Empieza a hablar dije.
Me miro solo un momento y luego se dirigió a todas: -todas saben lo que son y lo que pueden hacer son capaces de entrar y salir en los sueños, unas mejor que otras pero hay limitaciones solo son capaces de entran en los sueños de las personas cercanas, y es más fuerte cuando las personas están conectadas como ustedes. Lo que no saben es que hay un reino de los sueños, cualquiera que pueda entrar en él tiene acceso a todos los sueños, las emociones, miedos, esperanzas de las personas, todas las que sueñan.
Un persona que entra el reino de los sueños tiene en sus manos mucho poder, y por siglos ha habido guerras entre los guardianes y los Oniros por el control de los sueños. Así que se cerraron los puertas al reino y se escondió la llave.
-Pero si está cerrado no hay de que preocuparse.los oniros no podrán adueñarse del. Dijo sher.
-Si son más poderosos ahora, han aprendido a poseer cuerpos físicos y están formando un ejército.
-Necesitaran toda la ayuda disponible, necesitan entran al reino de los sueños, por que al igual que ellos ustedes pueden alimentarse de las energías positivas de los sueños, las esperanzas y sentimientos, eso las hará más poderosas.
-Así que si encontramos la llave podremos entrar al reino concluyo Ivonne.
-Exacto dijo Leo.
-Bueno que esperamos dijo Naxi. Donde podernos encontrar esa llave? No debe ser muy difícil encontrar un objeto o sí?
-Me temo que es más difícil dijo Leo.
-Entonces que es dijo suki.
-La llave no es una cosa, es un alguien dijo.
-Me estás diciendo que es una personas, continuo suki, quien esconde una llave en una persona.
-Esa persona fue elegida para guardar la clave de la entrada al reino.
-Pero quién es esa persona? Pregunto jaz.
-Eso es lo que he estado investigando contesto Leo, y tengo una idea de quién puede ser dijo con los ojos fijos en mi.
Todos me voltearon a ver.
-No dije, no, no! Yo no puedo ser esa persona. Ni siquiera tengo ningún poder.
-Olvídenlo!
Me di la vuelta para regresar a la mansión. Eso es una locura pensé.
-Ves cosas, eres diferente a las demás, pero no porque no tengas poder, es solo que no lo recuerdas. Por eso ves gente que no conoces, sueñas con épocas diferentes.
Me detuve cuando dijo eso.
-Borraron tus recuerdos para mantenerte a salvo. Pero todo está dentro de ti solo tienes que recordarlo.
-Me di la vuelta despacio.
-Tu mi roció dijo Leo eres una sacerdotisa de la luz, tu eres nuestra llave al mundo de los sueños.
-Bueno y digamos que te creo como se supone que debo recordar?
-Eso es el trabajo de todas las demás, y las respuestas están en el libro de los sueños.
Todas nos miramos.
-Bueno esto se pone cada vez más interesante dijo naxi.