viernes, 15 de abril de 2011

Enredos Amorosos (1ra Parte)

Helloo aqui les traigo otra historia de mi autoria
espero que les guste y bueno disfrutenla ^^



Caminaba rumbo al apartamento de Eric por suerte hoy era su día libre después de estar de guardia durante 3 días en el hospital me tenía y me sentía un poco abandonada, teníamos planeado lo que íbamos a hacer y bueno estaba entusiasmada ya que nuestra relación se estaba convirtiendo algo monótona, al llegar al edificio del campus vi que muchos estudiantes estaban llegando para empezar un nuevo año en la universidad por suerte en mi edificio ya habían llegado los estudiantes y no habían sido muchos uno que otro compañero nuevo de cada apartamento por sorprendente que sea Eric todavía no le había dado la locura de conseguir un compañero y mejor así ya que muchas veces yo me quedaba ahí y seria algo incomodo tener un nuevo inquilino después de mucho tiempo. Al llegar al departamento utilice mi llave para entrar todo estaba preparado para nuestra gran noche pero tenia un presentimiento y no sabía de que se trataba.
-Christy, amor por fin llegaste-me recibió con un beso.
-Todo te quedo muy bien.
-Me alegra que te guste, vamos a ponernos cómodos-y nos dirigimos a la mesa que había preparado, todo estaba impecable pero algo seguía molestándome trate de apartarlo pero no pude aunque la noche siguió sin complicaciones después de terminar de comer y recoger todo nos fuimos a sentar al sofá él me acariciaba las piernas, los brazos constantemente nos empezamos a besar y terminamos haciendo el amor al final nos levantamos y nos fuimos a la habitación quedándonos dormidos al instante.
A la mañana siguiente Eric estaba haciendo el desayuno y fui a encontrarme con él en la barra de la cocina lo veía hacer los waffles y servir el jugo cuando iba a ponerlo en la bandeja se dio cuenta que yo estaba ahí sentada.
-No te escuche, ¿dormiste bien?
-Si, buenos días. ¿Ibas a llevarme el desayuno a la cama?
-Si, ya lo estaba preparando todo. Me dañaste mis planes-me dijo con un guiño.
-Lo siento, pero a que debemos esa muestra de cariño.
-Lo dices como si nunca lo hiciera.
-Eric, por favor sabes muy bien que pocas veces o casi nunca lo has hecho, así que dime: ¿qué me tienes que contar? ¿Por qué estás haciendo esto?
-Bueno, yo quería contártelo antes pero con las guardias y demás cosas de la universidad no he tenido tiempo.
-Solo dímelo, Eric.
-Voy a tener un compañero de apartamento
-¡Que vas a que!
-Se que habíamos hablado de esto…
-Y pensé que habíamos quedado que no lo ibas a hacer.
-Tú quedaste que no lo íbamos a hacer pero de hace rato tengo que ajustar los gastos y ya no puedo llevar solo el apartamento, con mis guardias me gustaría que el apartamento no quedara solo por cualquier cosa.
-¿Cuándo llega?
-Este fin de semana. No quiero que las cosas estén mal entre nosotros.
-No quieres, pero pienso que muy en el fondo lo quieres pero ya esta echo y ya no se puede hacer nada de ahora en adelante no opinaré en nada de lo que se refiera a este departamento-me levante y me fui a vestir para irme.
-Christy-fue detrás de mí pero le cerré la puerta en la cara-tienes que entenderme…-iba a decir otra cosa pero alguien toco la puerta, terminé de vestirme y salí para buscar mi bolso e irme pero me detuve en el marco de la puerta un hombre alto, de cabello rebelde, ojos verdes o tal vez grises, musculoso y atractivo estaba en la puerta con maleta en mano no podía ser que ese tipazo venga a vivir aquí pero porque uno no encuentra algo así en el otro edificio, él y Eric estaban hablando hasta que aparto su mirada de él para mirarme a mí y de seguro que no era mi mejor momento pero la mirada que me lanzo me hizo temblar, Eric se viro, me vio y lo dejo pasar, vino hacia donde mí con la mirada pidiéndome disculpas pero no pude evitar echar una mirada hacia el otro chico que miraba hacia nosotros y tenia una sonrisa en la cara.
-Lo siento amor tuvo que venir antes por el papeleo.
-No importa yo ya me iba.
-No puedes irte así, tenemos que hablar.
-Hablaremos después, ahora tienes que atender a tu compañero.
-Por lo menos déjame presentarte y hablaremos más tarde-no podía evitarlo ya que él estaba por donde tenía que pasar así que me deje llevar.
-Kyle te presento a mi novia Christy, Christy este es Kyle.
-Mucho gusto-le dije apretándole la mano sintiendo una calidez y electricidad que me recorrió por todo el cuerpo.
-El gusto es totalmente mío-me dijo con una sonrisa.
Aparte la mirada de él y dirigí mi mirada hacia Eric. –Me tengo que ir, después hablamos-le di un beso rápido y me fui si seguía ahí capaz que no podría quitar la mirada de él y estoy segura que a Eric no le gustaría pero como evitarlo todo en él irradiaba calor y era imposible no mirarlo así que antes de hacer una locura mejor era salir de ahí, me dirigí hacia mi apartamento en donde esperaba que Holly estuviera sola por suerte así era.
-Pensé que llegarías más tarde.
-No vas a creer lo que acabo de ver-se levanto del sofá sentándose para hacerme espacio.
-¿Que viste?
-Un chico increíble, creo que tiene todas las cualidades que alguien puede querer en el hombre perfecto.
-En serio, ¿dónde? Me gustaría conocerlo.
-En el apartamento de Eric.
-Me estas tomando el pelo, pensé que era alguien más no Eric.
-Holly, no es Eric del que te estoy hablando.
-Pero dijiste…
-Es su nuevo compañero, Kyle.
-Kyle… suena ardiente.
-Y lo es.
-Pero que haces aquí entonces, si yo fuera tú hubiera buscado una excusa para quedarme.
-Te juro que lo iba a hacer, pero no podía cambiar de estar molesta a estar feliz y quedarme en el departamento.
-¿Porque estas molesta?
-Por lo del compañero, pero ahora que lo pienso creo que no me molesta tanto.
-Así se habla amiga, así se habla y quiero detalles porque creo que yo no lo podre conocer por como brilla tu mirada.
-Cállate que tengo novio.
-Y eso no es un impedimento-me lo dijo con una sonrisa y no pude evitar pensar que podría tener razón pero todavía no estaba muy segura.
-Me estas confundiendo.
-Muy bien eso seria bueno, además sabes muy bien que Eric no me simpatiza y mucho menos creo que sea el adecuado para ti.
-Lo sé, ya me lo has dicho millones de veces.
-Y te lo seguiré repitiendo te lo aseguro.
-Ya que estoy aquí que podemos hacer.
-Primero descríbeme al hombre y después ya veremos que hacer-así que nos quedamos sentadas ahí conversando de Kyle, después hicimos un poco de comida y terminamos viendo una película. Al cabo de un rato Eric me llamo, hablamos un rato, siguió disculpándose y contándome sobre Kyle al final quedamos en encontrarnos mañana para desayunar él quería hacérmelo por el que se perdió hoy y yo no me iba a oponer. Me fui a acostar para prepárame para lo de mañana.
Iba caminando como siempre hacia el apartamento de Eric, el campus estaba tranquilo muy poca gente caminando de un lado para el otro al llegar a la puerta respire profundo y abrí la puerta, dudo que Eric este dormido ya que hay café y el desayuno casi esta listo así que debe estar vistiéndose para el trabajo al cerrar la puerta y girarme no podía creer lo que veía, Kyle saliendo del baño con una toalla enredada en su cintura y sin nada más creo que si quede boquiabierta fue poco me temblaban las piernas y no podía respirar, él alzo la mirada, me vio, me guiño el ojo y me sonrió.
-Lo siento, no sabia que íbamos a tener visitas, me hubiera arreglado un poco-se que estaba siendo sarcástico y que no hubiera cambiado nada si lo hubiera sabido pero Dios tenia un cuerpo increíble y no podía apartar la mirada de el.
-Lo dudo mucho.
-¿En serio? ¿Porque lo dices?
-Por como sigues ahí parado sin pudor ni yéndote a vestir.
-Entonces donde quedaría la diversión.
-Tienes toda la razón, sabes donde esta Eric.
-Creo que salió a comprar algo, lo necesitas ahora mismo.
-No, creo que no-y le sonreí acercándome a él. Parece que esto no se lo esperaba y ahora el sorprendido era otro.
-Parecías tan tímida.
-¿Te gusto mas tímida?
-Me gustan todas las personalidades que puedas interpretar.
-Me alegro de verdad-estaba llegando a donde estaba él ya que al parecer él quería que yo diera el paso pero cuando estaba a punto de tocarlo oímos unas llaves introducirse en la puerta.
-Para otra ocasión será-dijo rápido antes de entrar en el baño de nuevo-no pude evitar sonreír y seguí dirigiéndome hacia la habitación de Eric.
-Amor, que bueno que ya llegaste.
-Iba a buscarte en tu habitación.
-Salí a comprar unos dulces-estiro la mano para que lo acompañara a la mesa.
-¿Y dónde está Kyle?
-Debe estar en el baño-al decir eso la puerta del baño se abrió y Kyle salió pero yo estaba de espalda para verlo pero por la cara que puso Eric me imagino que salió igual.
-¡Kyle! Christy esta aquí.
-Lo siento, no sabia pero no traje la ropa al baño así que Christy no te voltees-no pude evitar sonreír.
-Ok, no te preocupes-y lo oí caminar hacia su cuarto y cerrar la puerta.
-Creo que tendré que poner algunas normas de ahora en adelante.
-Puede que tengas razón-y empezamos a desayunar tranquilos luego Kyle salió del cuarto y fue de inmediato a agarrar café esta vez quedando Eric de espalda y me guiño el ojo antes de hablar.
-Siento lo de enante.
-No te preocupes.
-Quizás debemos poner algunas reglas.
-Estoy de acuerdo contigo pero ya hablaremos después ahora tengo que ir a hacer el papeleo, nos vemos después-y así salió del departamento como si nada, ese hombre iba a sacudir mi mundo.
-¿Hoy tienes guardia?
-Al mediodía, podemos quedar en la noche y salir a algún lado como a comer o al cine y regresar acá.
-¿Y a qué hora entras mañana?
-Temprano, no te molesta quedarte a dormir y después irte sin que yo esté aquí, ¿verdad?
-No, no te preocupes me parece buen plan veré que están dando en el cine para ver nuestras opciones-en el momento que estábamos decidiendo suena el buscapersonas de Eric y eso significa que tenia que irse antes.
-Me tengo que ir amor, nos vemos más tarde-me beso y se fue, yo me quede sentada en la mesa viendo que hacer sin Kyle aquí no valía la pena quedarse pero antes de irme recogí todas las cosas del desayuno y deje sobre la mesa algunos dulces por si más tarde quería agarrar alguno estaba a punto de irme pero la puerta abierta de su habitación me llamo la atención mi curiosidad siempre estaba muy alta y no podía dejar de desaprovechar esta oportunidad, lo quería ver por encima ya otro dia lo vería con mas profundidad estaba dando vueltas y mirando las cosas que había arreglado no era desordenado y eso me sorprendió pero por estar tan centrada no escuche las llaves ni la puerta abriéndose ni cerrándose.
-Quien hubiera pensado que serian tan fácil meterte en mi habitación-no pude evitar sobresaltarme por escuchar su voz.
-Quería ver que personalidad tenías.
-¿Y qué descubriste?
-No mucho porque no me diste mucho tiempo pero al parecer no eres desordenado o te faltan cosas que acomodar para serlo, tienes buenos gustos en la música y parece que te encanta la tecnología.
-¿Y no tuviste tiempo?-se echo a reír. –¿Y Eric?
-Esta de guardia en el hospital.
-Y te dejo aquí sola
-¿Que me puede pasar?
-Quien sabe…-y se fue acercando a mí.
-Aunque quizás deba irme.
-No me digas que regreso la chica tímida, hace un momento esa chica no estaba por aquí.
-Los momentos pasan.
-Y ahora, ¿te pongo nerviosa?
-No… solo es que…-siguió acercándose a mí.
-Solo es que, ¿qué?-cuando le iba a contestar sonó su celular, maldijo en voz baja y no pude evitar reír, me miro y también sonrió.
-Abuelo, pasa algo… No, estoy bien… Mejor de lo que pensé-dijo mirándome de arriba a abajo. –Si, te prometí que llamaría y lo hare… Si, también te contare sobre la chica… También te quiero-aunque trate de salir él estaba parado en toda la entrada y dudaba que me iba a dejar, así que me senté en su cama mientras terminaba de hablar.
-Mucho más fácil de lo que creí -pensé que seguía hablando por teléfono pero al levantar la vista vi que estaba casi encima de mí.
-¿Que fue fácil? ¿Tenerme en tu cama?
-Por supuesto
-Quien te dijo que te permitiría hacer algo-sonrió ampliamente.
-Nadie, no me hagas caso-no pude evitar reírme por como se puso.
-Tanta confianza para perderla al final-dije riéndome.
-Quien dijo que la perdí-al mismo tiempo que me levantaba y me apretaba contra su cuerpo y en eso tocan a la puerta y puedo apartarme de él.
-¡Esto no puede ser!-dijo frustrado.
-El destino será-fui a ver quien tocaba y Holly estaba parada en la puerta.
-Siento interrumpir pero…-no pudo decir más nada y me imagine porque al girarme Kyle estaba en la puerta con los brazos cruzados.
-Ya me estoy empezando a acostumbrar-me reí por lo que dijo y me gire para donde Holly.
-Holly él es Kyle, Kyle mi amiga Holly.
-Un placer, he oído de ti-le lance una mirada a ella por decir eso.
-Espero que haya sido bueno.
-Ni lo dudes aunque debo decir que se quedo corta.
-Holly, me buscabas-tuve que intervenir antes que se pusieran a hablar de mí como si yo no estuviera, se parecían tanto que podían ser hermanos de personalidad idénticos que no los mataba nada ni les molestaba nada así que sabía que ellos se iban a llevar muy bien pero nada que ver con lo sentimental, ellos disfrutaban el momento sin molestarse en lo que podría pasar más adelante.
-Ahh, si cierto… Llamaron del estudio de moda que querían hacerte unas pruebas con otras prendas que les acaban de llegar.
-¿Modelas?
-Un pasatiempo-fui a buscar mi cartera para irme pero me di cuenta que Holly había entrado y se había sentado en el sofá, no me parecía muy buena idea ya que Eric y ella no se llevaban bien pero no podía hacer nada, al parecer la amistad empezaba a florecer.
-Bueno, me retiro nos vemos más tarde-ya no me prestaban atención y sabía que iba para largo.
Unas horas después de medirme y medirme ropa, de estar parada en la plataforma ajustándome los vestidos por fin pude descansar un rato al ver la hora me sorprendí que ya era bastante tarde y que pronto Eric saldría del hospital y yo seguía atada aquí, esperaba que Holly ya se hubiera ido para nuestro departamento porque sino iba a arder troya una hora después de ver otras telas y accesorios sentí mi celular vibrar me aparte un momento y vi que era Eric y presentía que no seria nada bueno.
-Hola…
-Christy, ¿donde estas?-pregunto bruscamente.
-En el estudio de Josephine, ¿por qué? ¿Sucede algo?
-¿Qué si sucede algo? ¿Qué si sucede algo?
-Eric, cálmate que te pasa.
-Llego al departamento y veo a Holly aquí esperaba que tu también estuvieras pero no estas, y cuando pregunto que hace aquí me contesta tan campante que esta con Kyle, ¿tú la dejaste aquí?
-No la iba a echar, además ella y Kyle se cayeron bien y ni siquiera me hicieron caso cuando me fui, así que tranquilízate en algún momento tienes que aceptarla ella es mi amiga y parece que ahora también es de Kyle.
-Esto era lo que me faltaba que también le cayera bien a Kyle ahora son dos contra mí.
-Eres un exagerado… de todas maneras, ¿dónde estás?
-En mi habitación-me eche a reír.
-¿Estás castigado?
-No digas tonterías, ¿cuándo vienes?
-Ya estoy terminando no demorare mucho, se fuerte mientras llego-y me eche a reír de nuevo era muy divertido todo esto.
-Si ríete.
-Nos vemos ahora-y colgué pobre Eric lo mal que la debe estar pasando pero en algún momento debe dar su brazo a torcer y aceptar a Holly yo creo que le cae mal por como es ella pero todos no podemos ser rectos como piedras hay que relajarse un poco y disfrutar la vida, creo que me demorare un poco más para ver cuando llegue que estará haciendo. Le mande un mensaje a Holly para que tratara de ser amable pero estoy segura que lo ignorara pero por el momento no puedo hacer nada, paso otra hora más y vi como mi celular parpadeaba me imagine que seria Eric de nuevo pero no iba a contestarle seguí probándome y opinando sobre las telas y los vestidos hasta que por fin acabamos, revise mi celular y tenía como tres llamadas de Eric y un mensaje de Holly donde me decía: “Tratare de ser buena pero tú sabes que es muy difícil así que si quieres que esto vaya bien no demores mucho. No sabes todo lo que he hablado con Kyle es perfecto para ti. Nos vemos ahora, besos”. Desde que empecé a andar con Eric, Holly ha estado tratando de ser mi casamentera buscándome otro novio y parece que lo encontró pero esto no acabaría nada bien estaba segura. Al estar más cerca de la puerta del departamento se podían escuchar las risas y la bulla que tenían Holly y Kyle era como si se conocieron desde siempre de repente empieza a sonar mi celular y es Eric de nuevo no le contesto ya que estoy afuera así que meto mi llave, abro la puerta y cuando entro no me esperaba esto Holly y Kyle sentados en el piso con una manta, comidas y bebidas a su alrededor pensé que no iban a percatarse de mi llegada pero Kyle fue el primero en mirarme y me sonrió le sonreí de regreso y me acerque a ellos.
-Chicos, todavía no se han cansado.
-Te estábamos esperando-me dijo Holly con una sonrisa en su cara
-¿Y eso?
-Queríamos ir al cine a ver algo de miedo y esperábamos que nos acompañaras.
-No sé, ¿dónde esta Eric?-la sonrisa se les borro por un momento pero la recuperaron casi enseguida.
-Por ahí salió echo una furia quien sabe porque.
-Por eso es que me estaba llamando tanto y yo que no le conteste, ya vengo-y me fui a llamarlo la primera vez que lo llame no me contesto volví a llamarlo y por fin atendió.
-Eric, ¿dónde estás?
-Hasta que apareces, ¿por qué no atendías el teléfono?
-Estaba ocupada, ¿a dónde estás?
-Ya no podía soportar a esos dos, así que salí y vine al hospital.
-Pero estas libre.
-Siempre necesitan ayuda y para que me iba a quedar ahí si tu no aparecías.
-Estaba ocupada.
-No era un pasatiempo, ya se está haciendo más que eso.
-Ahora vas a empezar a impedir que haga lo que quiero.
-Claro que no, puedes hacer lo que quieras pero mientras lo haces yo también hare lo que quiera y ahora quiero estar acá.
-Sabes, haz lo que quieras-y le cerré el teléfono, cuando me gire a la puerta Kyle estaba ahí parado.